RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (2)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas

Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Junio de 1992
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
HARLEY DAVISON, una leyenda hecha moto
HARLEY DAVISON,
una leyenda hecha moto
Por Carl Caiati
"Las motocicletas son como caballos de carrera. Se desea poseer el mejor pura sangre y eso significa tener una Harley, si es posible. Esta es la motocicleta más solicitada en el mundo, no sólo en los E.U.A., sino también en el Japón, en Europa, en todo el globo". -Malcolm Forbes

HARLEY DAVISON, una leyenda hecha motoMalcolm Forbes sabía de motocicletas. Su colección de dos ruedas era extensa. También conocía la mística de la marca Harley-Davidson. Pero reconocer la magia de la Harley y definirla son dos asuntos diferentes. Los fabricantes japoneses de motocicletas han estado tratando de opacar la mística de la Harley durante más de una década, mientras lanzan sus propias versiones del motor grande norteamericano en V gemela. Sus copias pueden tener características visuales similares, pero se quedan cortas en todos los importantes intangibles: que tiene la Harley-Davidson.
¿Qué es lo que hay con respecto a la moto Harley-Davidson que ha quedado forjada como un buen exponente de una fábrica norteamericana? Es una apariencia, un sonido, una posición al montarla, un cierto estilo. Una pieza de herraje técnicamente avanzada es algo que no es. De hecho, mientras los motores japoneses de motocicletas están traspasando nuevas fronteras en la tecnología de plantas de fuerza para vehículos de rendimiento en general, el Harley-Davidson es considerado por los técnicos como un dinosauro con su V2 con varilla de empuje y válvula sobre la culata: la evolución de un diseño básico que han tenido desde mediados de la década de 1920. Paradójicamente, Harley ha hecho lo que no ha conseguido ningún fabricante de motocicleta japonés: jugar con la actual nostalgia y enloquecimiento, y recrear la apariencia de sus máquinas de las décadas de 1940 y 1950 en la edición de sus modelos Springer y Heritage. En efecto, muchos norteamericanos asocian el nombre de Harley-Davidson con la apariencia de los años 50: tamaño masivo, cromos brillantes, ese distintivo ronroneo en la marcha en vacío, que se escucha directamente por el escape.
Visualmente, ninguna motocicleta captura las líneas clásicas de la vigorosa Harley-Davidson, que se caracteriza por su duro extremo trasero: en un diseño usado por la firma establecida en Milwaukee hasta la década de 1950. Esas motos tienen la rueda trasera fijada sólidamente al bastidor. En otras palabras, no hay en lo absoluto suspensión trasera. Su marcha es de la clase que puede ser descrita como compresora de la espina dorsal (aplastante). Pero había una elegante simplicidad en el perfil de la motocicleta, mostrando un bastidor que llevaba el tubo superior en línea recta desde la parte trasera del cuello hasta el mismo eje trasero. Entonces estaba la forma en que el masivo V gemelo llenaba totalmente el espacio del motor. Al combinar esto con una apariencia pesada en el extremo delantero, que llevaba un bien balanceado guardafango y un tanque de combustible ancho y grueso en donde se hallaba el velocímetro y las luces de advertencia, el resultado era una motocicleta que alcanzaba proporciones casi mágicas.
El cine hecho en Hollywood y la motocicleta Harley-Davidson tenían un matrimonio que definitivamente no fue bendecido en el cielo. Pero la pantalla de plata indiscutiblemente aumentaba la magia de la marca, incluso aunque fue a costa de su imagen. En películas clásicas, como "Wild One" de Marlon Brando, se veía a los buenos montar en motocicletas Triumph hechas en Inglaterra, mientras que los tipos malos realizaban sus sórdidas hazañas montados en las motos Harley. Algo interesante es que, en un giro de los valores sociales, las celebridades de Hollywood muy pendientes de sus imágenes, quienes en una época no se hubiesen dejado ver sobre una Harley, entonces consideraron que era elegante pasearse en esas máquinas grandes y brillantes. Pero los bandidos motorizados del celuloide tenían sus raíces en la vida real. La cinta "Wild One" estaba basada en un incidente en el que estuvo envuelta una pandilla de motociclistas, la que ocupó el pueblo de Hollister, en el estado de California. En la otra cara de la moneda, la Harley-Davidson ya hacía tiempo que había sido la motocicleta elegida por un gran número de depar1amentos de la policía a través de los E.U.A.
El orgullo de los norteamericanos por la mística de la Harley es grande. En los principios de la invasión de motocicletas importadas en los E.U.A., que comenzó en la década de 1960, los devotos de la Harley se aferraron a sus dos ruedas con una testaruda actitud contra la importación. HARLEY DAVISON, una leyenda hecha motoA medida que los japoneses más dominaban el mercado, más fuertemente los fanáticos de Harley resolvieron comprar productos norteamericanos. Es interesante que Honda, sin quererlo, le agregara algo a la imagen de Harley con su lema en los años 60: "En una Honda se encontrará a las personas más buenas". Era un velado y solapado golpe al motociclista Harley, que por la implicación era algo alocado, malo y un peligro conocer. Seguramente, ayudó a vender la Honda, pero también incrementó la imagen machista de la Harley-Davidson.


El modelo FLH de 1972 hecho a la orden tenía el estilo de la década de 1960 La FXSTS Springer Softail 1992 tiene el extremo delantero al estilo 1948
El modelo FLH de 1972 hecho a la orden tenía el estilo de la década de 1960 La FXSTS Springer Softail 1992 tiene el extremo delantero al estilo 1948
Gran parte de esa imagen era la de un motociclista que era muy individualista. Las Harley, más que otras motocicletas, son acondicionadas y personalizadas por sus dueños. Todo comenzó en los años 50, cuando una diversión consistía en saltar en el guardafango trasero. Entonces los motociclistas comenzaron a quitar el guardafango delantero, extendiendo el extremo delantero, añadiendo cromo, haciendo trabajos de pinturas murales con brocha de aire en el tanque y las cubiertas laterales, e incluso fabricando a mano varios componentes de la motocicleta. En la fotografía superior vemos un modelo de V gemela, del 1927, inmaculadamente restaurado
En la fotografía superior vemos un modelo de V gemela, del 1927, inmaculadamente restaurado
Esos trabajos de modificaciones a la medida fueron el terreno abonado de una nueva industria fuera de las fábricas, que producía partes ligeras, de alto rendimiento y de adorno para Harley-Davidson: una industria que ha crecido a la proporción de multimillonaria. Revistas norteamericanas como "Easyriders" y "American Iron" están confeccionadas exclusivamente para los fabricantes y motociclistas de Harley.
Quienes reacondicionan los modelos Harley, como Dave Perewitz y Arlen Ness, tienen estilos que rivalizan con los de los notables modificadores de autos, como George Barris y Roly Fernández. Las partes hechas fuera de la fábrica también son tan numerosas, que incluso es posible (aunque resulta costoso) construir una motocicleta completa con catálogos de fuera de la fábrica.
La actitud individualista de Harley gradualmente se desarrolló en un estilo de vida y subcultura que giraba en torno a las motocicletas. Los grupos fuera de la ley, aunque tenían un acentuado perfil, en realidad representan una minoría de los motociclistas Harley.
La extensión de la unión entre los motociclistas Harley hoy se hace evidente con el Grupo de Dueños de Harley (HOG). Organizado y administrado por la compañía matriz, con capítulos locales operados a través de su red de agencias, HOG, con cerca de 150.000 miembros, bien puede ser el club privado más grande de cualquier lugar. El misticismo Harley cruza a través de los estratos económicos y sociales en un culto que se ha convertido en una enorme mezcla. ¿Dónde más pueden los rebeldes, los obreros y los doctores ser iguales?: todos se reúnen bajo una marca de motocicleta. Y esto no sucede sólo en los E.U.A. Hoy el fenómeno Harley se extiende por todo el globo.
La lealtad entre los aficionados a las Harley se extiende no sólo hacia las máquinas, sino también hacia la fábrica. Harley-Davidson ha conseguido lo que pocos fabricantes y negociantes han sido capaces de lograr. Acosado por la competencia extranjera, obstáculos financieros y problemas internos, Harley-Davidson estuvo peligrosamente cerca de su fin. Entonces, como el ave fénix, se alzó sobre sus adversidades, creó un producto revitalizado y alcanzó un nuevo dominio en un mercado que es fieramente competitivo.
Harley-Davidson, la motocicleta y la mística, tuvo sus comienzos en 1903. Tres hermanos Davidson, Walter Sr. y William, y un William S. Harley fundaron la compañía. Trabajaban en un cobertizo tan pequeño, que una vez fue alzado y movido de lugar a mano. El famoso motor de cilindro gemelo en V, con un desplazamiento de 737 cm3 (45 pulgadas3) fue lanzado a mediados de la década de 1920.
LOS CABEZALES HARLEY

El modelo 1992 FLSTC Heritage Softail recuerda al Hydra-Glide de 1949 El Sportster 883 Hugger, también de 1992, es la Herley con sillín más bajo
El modelo 1992 FLSTC Heritage Softail recuerda al Hydra-Glide de 1949 El Sportster 883 Hugger, también de 1992, es la Herley con sillín más bajo
El motor gemelo en V fue aumentado a 999 cm3 (61 pulgadas3) en 1936. Apodado Knucklehead (cabezal de nudillos) por la forma distintiva de la cubierta de las válvulas, era una planta de fuerza que entonces poseía una combinación revolucionaria: válvulas sobre la culata y un sistema de aceite con recirculación total. Una aerodinámica motocicleta de carrera hecha en la fábrica con este motor rompió los récords de velocidad existentes. El gran motor gemelo fue elogiado en los anuncios de Harley-Davidson, cuando el motor creció a 1.212 cm3 (74 pulgadas3). El modelo WLA empleado durante la Segunda Guerra mundial tiene un acabado al estilo militar
El modelo WLA empleado durante la Segunda Guerra mundial tiene un acabado al estilo militar
Al motor cabeza de nudillos le siguió en 1948 por el Panhead. El motor de 1.212 cm3 (74 pulgadas3) venía con cabezales de cilindros todos hechos de aluminio, más un intenso uso de aleaciones ligeras para lograr una substancial disminución del peso y una mejor disipación del calor. La lubricación mejorada en el extremo alto, los levadores hidráulicos y los balancines rediseñados para minimizar el mantenimiento y el ruido del motor fueron otros de los numerosos beneficios obtenidos.
Las detalladas mejoras de la ingeniería de Harley contrastaban con la preocupación de Detroit de realizar anualmente cambios de estilo. En 1949, fue un pionero en el uso del amortiguador hidráulico telescópico de la suspensión en su modelo Hydra-Glide (éste fue un concepto que habría de convertirse en una norma de la industria). Nueve años más tarde, ellos incorporaron a la suspensión trasera el amortiguador hidráulico, en un modelo llamado Duo-Glide.
Posteriormente, la mayor parte de la ingeniería utilizada en Milwaukee sería una respuesta para la invasión de motos de importación. Un cambio opcional de velocidades operado con el pie, similar al de las motocicletas europeas, apareció en 1952. Las motocicletas Harley tenían cambios al estilo del automóvil, con un embrague de pie y la palanca de mano montada sobre el tanque de combustible.
Cosas más grandes comenzaron a suceder en 1952, cuando Harley regresó a sus raíces para crear un nuevo motor gemelo compacto: el modelo K. Radicalmente era una versión reconstruida de la serie de 737 cm3 (45 pulgadas3), que había iniciado la dinastía de la V gemela. Particularmente se debe destacar la caja del cigüeñal que contenía la transmisión y el mando primario en una misma unidad con el motor (una característica que se le adelantó casi una década a la competencia). Una versión de carrera, el modelo KR, habría de ganar carreras durante las futuras décadas.
En 1957 Harley disparó una gran salva contra las importaciones con su potente y sencillo Sportster, una evolución del modelo K de 901 cm3 (55 pulgadas3), con válvulas sobre la culata e ignición de magneto en varios modelos. El diseño sobrio del Sportster fue un alejamiento significativo del Big Twin, en el cual todo era de gran tamaño para el beneficio del motociclista de turismo. Su rendimiento fue sobresaliente y la moto pronto se ganó la reputación de ser un corredor callejero invencible.
Mientras, Harley se dedicó a perfeccionar su probado y verdadero hermano mayor. El nuevo diseño Shovelhead emergió conjuntamente con un arranque eléctrico en el modelo Electra-Glide a mediado de la década de 1960. El desplazamiento del motor fue aumentado de nuevo en 1978, esta vez a 1.310cm3(80pulgadas3). Los refinamientos y las mejoras continuaron surgiendo desde Milwaukee durante los siguientes años: la ignición electrónica, cinco velocidades hacia adelante y un innovador sistema de mando por correa que eliminaba los problemas de las cadenas.
Hoy, aproximándose a su cumpleaños número 90, la popular motocicleta Harley-Davidson todavía tiene la vitalidad de un adolescente. Su participación en el mercado de los E.U.A. en el sector de motocicletas pesadas (más del 40%) es la envidia de la industria. Harley-Davidson aún continúa innovando, con la primera aplicación en la industria de una película protectora de polvo electrostático en las piezas de 1991 y en los mandos sellados de cadenas en el anillo en O para 1992. Existen rumores de que la producción completa de la fábrica ya esta vendida. Los consorcios de compradores extranjeros constantemente visitan los garajes y los talleres buscando modelos Harley-Davidson. Tan bien compenetrada está la Harley en el folklore norteamericano, que el poseer una es como tener una pieza personal del sueño norteamericano. y por todo esto es que se ha vuelto una leyenda.
Harley-Davison

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 45 - Junio 1992 - Número 6

Leida : 28744 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus