RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Agosto de 1985
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Cómo Hacerse un Experto Mecánico - Por Pete Warren
Es posible efectuar muchos trabajos con igual eficiencia que un mecánico profesional de automóviles y hasta mejor. Y esto resulta aún más cierto mientras más complejo sea el automóvil. Posiblemente se creerá que estamos hablando en broma. Pues bien, no es que queramos que compita con esos mecánicos que se han propuesto enterarse a fondo de todos los cambios que ofrecen los nuevos automóviles. Nos estamos refiriendo a los otros mecánicos.

No hay duda de que los mecánicos profesionales de automovilismo que trabajan independientemente pueden encargarse de todas las labores de rutina, pero uno puede hacer lo mismo. Y si ha estado haciéndolo desde hace cierto tiempo, es probable que sea tan bueno como aquéllos. El mecánico profesional puede ser más rápido; pero, como uno se tarda un poco más, es posible que obtenga finalmente mejores resultados.

Sin embargo, aparte de los trabajos de rutina, muchos de esos hombres que se consideran como mecánicos de automóviles profesionales se encuentran en graves dificultades. No sólo han dejado de ponerse al día, sino que su forma de ser en sí les impide hacerlo.
La computadora Ford EEC III de a conocer claves correspondientes a fallas que se pueden saber con una conexión de un medidor de vacío
La computadora Ford EEC III de a conocer claves correspondientes a fallas que se pueden saber con una conexión de un medidor de vacío

En el pasado, los mecánicos de automóviles aprendían con la práctica. cuando aparecía algo nuevo, de inmediato se adiestraban en las reparaciones correspondientes. Invertían un día o dos desarmando un componente y volviéndolo a armar. No aprendían sus reparaciones leyendo un libro. Es posible que haya algunos de ellos leyendo esto ahora mismo y riéndose de esos aficionados a la mecánica automotriz que les traían piezas sueltas en una caja para que ellos las volvieran a armar.

El aprender sólo con la práctica no resulta suficiente con los complejos sistemas de los automóviles nuevos. Una computadora puede tener la misma apariencia de un año a otro, pero sus mecanismos interiores pueden haber cambiado por completo. Si se aprendió a realizar reparaciones en el automóvil leyendo esta revista Mecánica Popular, tiene una gran ventaja con respecto a muchos profesionales: la capacidad de aprender a hacer cosas a través de la lectura. Pero lo más importante de todo es que los nuevos sistemas electrónicos en los automóviles tienen pocos componentes que haya que desarmar y arreglar. Si se descompone un componente, generalmente se cambia por otro y no se repara.

Por supuesto, lo difícil es localizar el componente defectuoso: esto requiere leer los procedimientos correspondientes en un manual de servicio. Antes era difícil para un aficionado obtener estos manuales, pero ya no. Los grandes fabricantes de automóviles los ofrecen al público.

En los modelos más recientes, el automóvil en sí puede indicarle cuáles son los componentes que están fallando. Todos los sistemas de computadoras tienen alguna forma de diagnóstico que muestra los defectos de acuerdo con claves correspondientes y, en muchos casos, ofrecen información adicional. En los automóviles de la General Motors dotados del Control de Comando por Computadora se puede activar el circuito de diagnóstico con un gancho para papeles que se inserta dentro de un enchufe que hay debajo del tablero de instrumentos. Esto hace que la luz de Check Engine (Compruebe el Motor) que hay en el tablero de instrumentos dé a conocer las claves correspondientes a defectos existentes.
Los tableros de instrumentos de los automóviles de modelo reciente se pueden reparar con facilidad desde el mismo asiento del conductor En los automóviles Chrysler que tienen inyección de combustible se enciende y apaga tres veces con rapidez el interruptor del encendido a fin de que una luz en el tablero de instrumentos dé a conocer las claves correspondientes a defectos que pueda haber.

En los productos Ford con EEC III (Control Electrónico del Motor), se conecta un medidor de vacío dentro de una manguera conectada al solenoide del circuito de la bomba de aire y luego se aplica vacío al cuello de ventilación del sensor de presión barométrica y del múltiple con una bomba de vacío manual. Entrará entonces en funciones la modalidad de diagnóstico del motor para producir claves que uno lee contando las pulsaciones de la aguja del medidor de vacío.
Los tableros de instrumentos de los automóviles de modelo reciente se pueden reparar con facilidad desde el mismo asiento del conductor
En los automóviles Ford con sistema EEC IV se conecta un voltímetro analógico (aguja y cuadrante) aun enchufe de seis terminales y un cable de puente desde una terminal en el enchufe de seis terminales y un cable de puente desde una terminal en el enchufe hasta un conector de comprobación automática. Se conecta el encendido y se inicia una prueba con el motor desconectado. Se sigue un segundo procedimiento para una prueba con el motor en funcionamiento. En cada caso, la aguja del voltímetro producirá pulsaciones correspondientes a las claves de las diversas fallas que pueda haber.

Es posible que haya oído decir que las claves de fallas a menudo no identifican un problema, sino que lo refieren a uno a un "árbol de diagnóstico", que es un procedimiento gradual para localizar el problema. El árbol utiliza medidores comunes. Se puede efectuar una prueba importante en la computadora GM con la escala de intervalos en una combinación de medidor de intervalo y tacómetro de tipo analógico.

Es cierto que se puede ahorrar tiempo en los automóviles de hoy si cuenta con equipo de prueba más avanzado. Un ejemplo son los probadores computarizados que se emplean para diagnósticos del Control de Comando por Computadora de la GM. Cuesta de US$200 a US$300 en el mercado norteamericano, por lo que no es barato, pero se pueden usar con todas las computadoras GM, excepto la del Cadillac, y el fabricante los pone al día periódicamente con una ficha de programa de bajo costo. Si le evita una sola visita a la agencia, hasta podría recuperarse lo que ha gastado en él la primera vez que lo utiliza.

Hay otros probadores que son menos caros. Los probadores de encendidos electrónicos cuestan menos de US$60 en el mercado norteamericano, los probadores electrónicos del control de velocidad de crucero se venden por menos de US$50. Debido al mejoramiento creciente de los sistemas de diagnósticos dentro de automóviles es posible, sin embargo, que pronto no necesite nada adicional.

La Cadillac es la precursora de todo esto y por varios años ha tenido un sistema de computadora que le permite a uno comprobar todos los sensores e interruptores desde el asiento del conductor. Se oprimen los botones de OFF' {DESCONEXION) y WARMER {MAS CALIENTE) en el control automático de temperatura para activar la modalidad de diagnóstico. Luego se oprimen botones en el tablero de instrumentos para que aparezcan las claves correspondientes a fallas en la pantalla de lecturas digitales de la temperatura. La computadora hasta activa a interruptores, relevadores, válvulas y motores bajo el capó.

Las comprobaciones pueden ser algo difíciles de realizar, pero hay que considerar lo siguiente: se posee un automóvil que no va a cambiar en los siete años que lo tendrá en su poder {término promedio del primer dueño). Sólo se necesita un juego de manuales de servicio. Nunca puede confundir un modelo con otro. Su equipo de prueba no requiere ningún cambio hasta comprar un nuevo modelo.

Es posible que experimente algún problema en que no tenga otra alternativa que acudir a la agencia. Sin embargo, si aprende a reparar bien su automóvil, esto ocurrirá con muy poca frecuencia.

También es cierto que los mecánicos de las agencias se dedican principalmente a reparar modelos nuevos. Cuando su automóvil experimente algún problema a una edad de 6 a 7 años, un gran número de mecánicos de agencias ya se habrá olvidado de gran parte de lo que aprendió años atrás.

¿ Y qué herramientas especiales se necesitan? La verdad es que las agencias se resienten de la compra de estas herramientas tanto como cualquier persona. En aquellos casos en que un trabajo común requiere una herramienta especial, se encontrará tiendas de piezas para automóviles que venden versiones independientes a precios moderados. Muchas herramientas caras, como los compresores de resortes de tirantes, pueden alquilarse por sumas pequeñas.

Una de las cosas que puede hacer un mecánico de agencia (y algunos mecánicos independientes) es extraer una pieza y substituirla por una nueva para ver si con eso resuelve un problema. Sin duda se requiere un poco de ensayos y errores, pero esto puede dar lugar a diagnósticos equivocados.
El sistema de autodiagnóstico de los Cadillac se activa mediante controles del acondicionamiento de aire. Las claves correspondientes a las fallas se pueden observar en una pantalla
El sistema de autodiagnóstico de los Cadillac se activa mediante controles del acondicionamiento de aire. Las claves correspondientes a las fallas se pueden observar en una pantalla
También puede dar lugar a una tendencia a dejar piezas nuevas en su sitio, aun cuando no solucionen un problema, teniendo el cliente que pagar por esas piezas y la mano de obra correspondiente. Aun si uno emplea esta técnica, no tendrá que pagar por la mano de obra ya menudo pagará mucho menos por las piezas.

Aunque, por lo general, un nuevo automóvil se considera como algo más complejo, hay muchos componentes que siguen siendo iguales, como los tirantes, las mangueras, las correas y las juntas. Encárguese usted mismo del trabajo y ahórrese una gran cantidad de dinero en la mano de obra y las piezas.

Los nuevos automóviles también ofrecen características que facilitan las labores de servicio. Virtualmente todos los tableros de instrumentos se pueden arreglar "de frente", lo que significa que uno puede cambiar bombillas, medidores, interruptores y tableros de control desde el asiento del conductor, usando sólo destornilladores y llaves de tamaño pequeño.

Algunos automóviles, particularmente los modelos GM, tienen calentadores fáciles de arreglar, por lo que esto puede ser algo nuevo que añadir al repertorio de un aficionado a la mecánica automotriz.

Como aficionado a la mecánica, tendrá que leer mucho para enterarse de los nuevos sistemas y los nuevos aparatos de prueba y herramientas, pero será el verdadero especialista, ya que sólo tendrá que arreglar un automóvil de una sola marca, un solo modelo y un solo año.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 38 - Agosto 1985 - Número 8


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus