RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (2)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas

Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Abril de 1954
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Autos Clásicos
Un Álbum de Coches Excepcionales

Por Arthur R. Railton, Redactor de Automovilismo
Fotos a color de Don Honick

EN LAS OCHO PAGINAS SIGUIENTES Mecánica Popular saluda a los grandes coches clásicos de nuestros tiempos-12 carros norteamericanos señalados como los mejores que se produjeron en esa edad de oro del automovilismo, que comprende el período de 1925 a 1942, inclusive.
Los coches escogidos, mencionados abajo en el orden de su selección, aparecen en fotos y dibujos originales a todo color. He aquí la lista de honor:

1. Duesenberg 1931-J Roadster-Murphy.
2. Duesenberg 1931-J Victoria-Rollston.
3. Lincoln 1932-KB Phaeton Dual Cowl.
4. Packard 1929 Sport Phaeton.
5. Pierce Arrow 1933 Silver Arrow V12.
6. Stutz 1932 Bearcat.
7. Cord 1937 Convertible Coupe.
8. Packard 1930 Speedster .
9. Kissel 1927 White Eagle Speedster.
10. Auburn 1936 Supercharged Speedster .
11. Marmon 1931 V16 Club Sedan.
12. Lincoln 1941 Continental Convertible.

Según los aficionados a autos clásicos, el período comprendido entre los años de 1925 y 1942 constituye la era en que el automóvil adquirió verdadera eficiencia mecánica, habiéndose desecho de cuanta traza tenía del coche tirado por caballo, y no habiendo aún pasado a manos del estilista.
Estos doce automóviles, señalados aquí como los más destacados de su clase, no son piezas de museo. Sus orgullosos propietarios todavía los manejan; algunos de ellos aun conservan su acabado original, mientras que los otros no han cambiado de color. Casi todos funcionan a la perfección, sin los múltiples mecanismos, adornos cromados y dispositivos automáticos de los coches de hoy.
¿Y qué es un Auto Clásico? Es posible que haya miles de definiciones para este tipo de vehículo. Con seguridad, no se trata de un coche de "edad mediana," es decir algo entre un auto antiguo y uno moderno. En una palabra, constituye un vehículo de belleza imperecedera, provisto de un potente motor.
En los años mencionados aparecieron numerosos otros autos que tal vez podrían formar parte del selecto grupo presentado aquí. Sin embargo, para escoger los doce grandes autos clásicos, los editores de Mecánica Popular solicitaron la cooperación del Club de Autos Clásicos de Norteamérica, cuyos 700 miembros se dedican a preservar los ciento y pico de modelos que han ellos honrado con dicho nombre. Los dirigentes del Club aceptaron nuestra solicitud con entusiasmo. Lo primero que hizo la Junta Directiva del Club, cuyas oficinas centrales se hallan en la Calle Cedar, No.122, Nueva York, fue preparar una lista de los autos que podían competir; se decidió incluir sólo 27 modelos fabricados en los Estados Unidos durante el período a que se aludió antes. A pesar de que entre los coches clásicos se hallan numerosos vehículos europeos de gran fama, como Rolls-Royce, Bugatti Royale, Bentley, Mercedes-Benz e Isotta Fraschini, el mencionado grupo determinó que en dicho concurso tomaran parte únicamente autos clásicos de hechura norteamericana.

Primero - Duesenberg Roadster - Murphy 1931-J

Segundo - Duesenberg Victoria - Rollston 1931-J

Tercero - Lincoln Dual - Cowl Phaeton 1932-KB

Cuarto - Packard Sport Phaeton 1929

Quinto - Pierce Silver Arrow V12 Sedan 1933

Sexto - Stutz Super Bearcat 1932

Septimo - Cord Convertible Coupe 1937

Octavo - Packard Speedster 1930

Noveno - Kissel White Eagle Speedster 1927

Decimo - Auburn Supercharged Speedster 1936

Undecimo - Marmon V16 Club Sedan 1931

Duodecimo - Lincoln Continental Convertible 1941

Los nombres de los 27 coches escogidos fueron sometidos por Mecánica Popular a la consideración de todos los miembros del Club de Autos Clásicos, cuyos votos determinaron cuáles eran los 12 mejores vehículos de todo el grupo. Más aun, sus respuestas a nuestras preguntas y sus numerosos comentarios dieron prueba de su gran entusiasmo por estos coches, así como de la diversidad de ideas que se tienen acerca de lo que es un auto clásico.
La gran mayoría concuerda que el período de 1925 a 1942 constituye la "Edad de Oro de los Automóviles." Tal como expuso uno de los miembros, era ése el período cuando los coches hechos a la orden constituían "el ideal del automovilista y no un artículo de venta obligatoria para el concesionario.
¿y cómo fue que escogieron los autos clásicos entre todos los coches producidos en esos 18 años? Los factores considerados al efectuar dicha selección fueron sumamente variados. Pero, a pesar de que en todos los comentarios se mencionaron características mecánicas, resultó evidente que el diseño de la carrocería fue el factor de mayor importancia considerando por los que participaron en el certamen. Lo ideal, por supuesto, es una combinación de apariencia y funcionamiento, como lo son los magníficos autos Duesenberg que ocuparon el primer y segundo lugar.
Entre las normas aplicadas para la selección de estos autos, figuran las siguientes, según las propias palabras de los propietarios y admiradores de este tipo de vehículo:
"Debe tener líneas nítidas y sencillas, y ser una obra de arte en cuanto a apariencia."
"No pasa nunca de moda. Tal es su belleza que sus líneas continúan siendo siempre sumamente atractivas."
"El auto clásico tiene una carrocería de gran belleza y carece de adornos excesivos."
"Tiene dignidad, buen gusto y sencillez. Es de aspecto sobrio, sin exceso de guarniciones."
Todo lo anterior está muy bien, pero nada tiene de específico. Lo que para uno representa belleza y buen gusto, puede significar todo lo opuesto a otro. No fueron muchos los que aprobaron el orden exacto de los 12 mejores autos en la lista; sin embargo, la lista se preparó de acuerdo con el número de votos. A pesar de que los estilos, diseños y características mecánicas de los clásicos mencionados difieren, tienen éstos ciertas cualidades comunes entre sí. Veamos estos comentarios de los propietarios de autos clásicos:
<Debe tener la apariencia de un auto.> No hay duda alguna de que los doce autos mencionados satisfacen este requisito. No tienen semejanza. alguna con los coches tirados por caballo. Aun no han adoptado las líneas del aeroplano o del yate. El capó, las ruedas, los faros delanteros, las puertas y las luces traseras, son partes individuales bien definidas.
<Un capó largo es esencial.> Los doce modelos se conforman a esto. Desde los espigados y sobrios Duesenberg hasta el lujoso Continental, todos tienen capos largos para cubrir sus grandes motores.
<Es grande, esbelto y costoso.> De acuerdo con los precios que imperaban entonces (o con los de hoy en día, también), los autos clásicos en nuestra lista son "grandes. ..costosos." En cuanto a acabado y materiales, los autos de hoy son más lujosos, pero los aficionados a coches clásicos alegan que no hay ningún automóvil de 1954 que pueda compararse con el Cord de 1937 o el Packard Speedster de 1930, por ejemplo, en lo que se refiere a esbeltez ya estilo de apariencia costosa.
<Tiende hacia un estilo macizo-un coche de lujo.> Entre los autos escogidos hay suficiente evidencia para respaldar esa definición. Los dos Phaetons, el Lincoln Dual Cowl 1932 y el Packard 1929, son enormes. En ambos de estos modelos el asiento trasero es grande y sumamente cómodo. Puede usted estirar las piernas y no tocar el asiento delantero. Sin embargo, el área ocupada por los pasajeros ocupa sólo la mitad del largo total del vehículo. Estos carros son verdaderamente voluminosos. Otro automóvil semejante es el Marmon de 1931.
<Debe tener un excedente de potencia.> Generalmente, los clásicos son autos potentes, aun al compararse con los coches de hoy. Los más clásicos de todos, los Duesenberg, tienen un motor de 8 en línea, con válvulas a la cabeza, que desarrolla 265 caballos de fuerza. El Marmon V16 (sí señor, 16 cilindros en V) tiene una potencia de 200 HP, y el Auburn Supercharged Speedster de 1936 desarrolla 150 HP.
<El clásico tiene una carrocería hecha a la orden. No es un modelo corriente de fábrica, ni un auto de familia. Tiene una carrocería construida para una función particular.> Todos los autos en el grupo escogido se produjeron en cantidades limitadas. Es esto lo que contribuye tanto a su singularidad. Eran escasos cuando se fabricaron, y son raros hoy. Debido a su construcción especial, puede decirse que "están hechos casi a mano," que son obras de "perfección mecánica," y que "entusiasman a todo aficionado a la maquinaria."
<Un clásico es un coche para hombres.> El Kissel White Eagle Speedster, construido en 1927, es exactamente eso; no tiene ornamentos ni aditamentos y facilidades motrices, así como otras "complejas simplificaciones." El individuo que poseía y guiaba un Kissel era un hompre en toda la extensión de la palabra, alegan los aficionados a coches clásicos. y lo mismo puede decirse acerca del Stutz Super Bearcat presentado en 1932.
<Es un auto cuyo diseño se basa más en la apariencia y en la línea que en lo práctico." ... "Es de dimensiones exageradas, pero no hay duda que es una obra de arte. No es práctico, pero es un auto superior a cualquier otro coche semejante construido antes o después.>
Nadie sugiere que Detroit debe abandonar sus diseños actuales y adoptar nuevamente las normas de los autos clásicos. En primer lugar, los precios serían exorbitantes. Los Duesenberg costaban alrededor de 8500 dólares en 1931, sin incluir la carrocería. Al comprar uno de estos autos, todo lo que obtenía usted era el chasis (motor, bastidor, mecanismo de propulsión), debiendo encomendarle a un tercero la instalación de la carrocería. Es ésa la razón por la cual llevaban nombres dobles, como Roadster-Murphy, Victoria-Rollston; Murphy y Rollston eran dos famosas fábricas de carrocerías en aquellos tiempos.
Hasta cierto punto, sin embargo, Detroit utiliza estilos clásicos, ya que éstos forman parte de la tradición en el diseño del automóvil y ningún ingeniero ni estilista puede ignorar la historia. El auto clásico se adelantó a su época, inició todo un nuevo movimiento. Échele
usted un vistazo al Pierce Silver Arrow V12 de 1933. A pesar de que apareció hace 21 años, todavía tiene aspecto moderno, y hasta dispone de manijas montadas en rebajos, cosa que aun no han adoptado los fabricantes en Detroit.
Es probable que la mejor definición de todas, aunque no la más completa, sea ésta: "Un carro de lujo de ayer, que hoy puede Ud. admirar y decir: ¡Caramba! ¡Qué automóvil! Cómo me gustaría tener uno así."
En una palabra, pues, un clásico es un automóvil con "personalidad"-un coche que "excita la imaginación." Es, como dijo uno de los miembros dado a la poesía, "un montón de hierro provisto de alma." Y, tal como reza el lema del Club de Autos Clásicos, "ya no los construyen así."

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 14 - Abril de 1954 - Número 4
Leida : 56333 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus