RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Enero de 1994
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - por Ignacio A. Ortiz Bello
Pinacoteca
por Ignacio A. Ortiz-Bello
40 años de periodismo filatélico
Filatelia - por Ignacio A. Ortiz Bello - PinacotecaEn los trajines y dolores de cabeza que causan una mudada, tuve la agradable sorpresa de encontrar un paquete de sellos pegados al papel de los sobres en que se usaron, un paquete de 5 kilos (11 lb.), comprados en Alboraya, pueblito cercano a Valencia, España, en ocasión de estar por allá en marzo de 1985, y que por dejadez no había despegado, "lavado" antes. Un filatelista que nunca haya lavado, clasificado, pegado e intercambiado sellos no sabe lo que es filatelia.

Pues bien, nos dimos a la tarea de despegar esta pequeña montaña interminable de sellos, algunos tan pegados al papel que tuvimos que sumergirlos nuevamente e ir despegando el papel del sello a pedacitos con mucho cuidado. Aquí debo advertir que nunca recomiendo añadir polvos o sustancias al agua. Los sellos se despegan con agua común y sin agregarle nada al agua para no decolorar los sellos.

Como la superficie de la cara impresa de algunos sellos españoles se cuartea con facilidad, y muchos sellos de pinturas se han impreso sobre esta clase de papel, es recomendable que al sacarlos del agua se escurran un poco y no se les coloque sobre el cartón o papel secante muy mojados. y comenzaron a aparecer Goya,. Velázquez, Murillo, El Greco, Zurbarán, Rubens, Berruguete, Ribera, Sorolla, Romero de Torres, Alonso Cano, Zuloaga, Madrazo, Picasso y los Juanes.

Mi esposa, una colombiana que por aquello de la genética y haber nacido cerca de la frontera con Ecuador se siente orgullosa de su antepasado, el artista quiteño Bernardo de Legarda, fue poniendo a un lado (clasificando), todos estos sellos en que aparecen las obras maestras de la pintura española universal, para con ellos ir formando su Pinacoteca Filatélica, y recordar, volver a visitar desde la tranquilidad, comodidad y lejanía de nuestro hogar la CasaMuseo de Sorolla en Madrid, el inmenso y siempre interesante de visitar Museo del Prado en Madrid, y la impresionante y dolorosa impresión que causa la Iglesia de los Santos Juanes, en Valencia, donde aún se encuentran muchos cuadros de estos pintores en proceso de reparación, tras haber sido incendiada la iglesia en la década de 1930.

Uno de los "fuertes" de la filatelia española ha sido la reproducción de sus mejores obras de escultura y pintura. Hay que reconocerles a los españoles su orgullo por el gran patrimonio plástico / pictórico que les pertenece, y que han sabido con orgullo llevar a la filatelia obteniendo en 1930, con su primera serie de sellos alusiva a la pintura y en honor del gran maestro Francisco José de Goya y Lucientes, en la cual aparecieron tres sellos con su obra maestra "La maja desnuda", una gran publicidad a nivel mundial por parte de los que aprendían, y mucho más por la de los que la condenaban.

Con poco esfuerzo se puede formar una Pinacoteca Filatélica de nuestro país, de un movimiento o escuela pictórica que nos agrade, de los pintores de nuestro continente y, con mayor amplitud aún, y algo más caro y difícil, de la pintura universal. He aquí una forma o método agradable de civilizar a nuestra juventud un poco más, de culturizarnos, de compartir en familia un entretenimiento mucho más sano que otros, que por afinidad o simpatía nos están volviendo cada día más maquinizados y apegados al ruido, al cálculo y a la violencia.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 47 - Enero 1994 - Número 1

Leida : 5043 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus