RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (6)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Junio de 1950
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Construya Su Propio Camino de Baldosas
Construya Su Propio
Camino de Baldosas
Por W. Arthur Heacock
NO HAY PORQUE pagar una cantidad exorbitante por baldosas, cuando usted mismo puede colarlas de concreto, con resultados de apariencia sumamente natural. Esto no requiere ninguna experiencia. Una llana y una pala son las herramientas principales que se necesitan y la labor, en verdad, no es más que un pasatiempo agradable. La serie de fotografías que aparecen en la página opuesta señalan los diversos pasos que deben seguirse e ilustran de una manera convincente la sencillez de toda esta labor. Las "baldosas" se cuelan en el mismo lugar donde habrán de permanecer, empleando moldes metálicos que se asemejan a grandes cortadores de bizcochos. Los moldes son bandas de lámina metálica que han sido dobladas para darles formas irregulares que se asemejen alas de baldosas naturales. Aquéllos se disponen entre sí como si fueran piezas de un rompecabezas, espaciándolos el uno del otro a unos 5 centímetros y manteniéndolos en posición con tierra humedecida. Después de vaciar cada pieza y dejarla fraguar durante unas 24 horas, los moldes se quitan para volver a usarlos. Lo primero que debe hacerse es trazar el ancho y la curva deseada para el camino; establezca el contorno del mismo con una manguera de jardín. Se introducen estacas pequeñas a lo largo de la parte exterior de la manguera, a fin de emplearlas como guías para la colocación de los moldes. Si ya hay césped sobre la tierra donde se ha de colocar el camino, la capa vegetal se quita hasta una profundidad de alrededor de 4 centímetros. Quite sólo suficiente capa vegetal para acomodar las baldosas que se han de vaciar a un tiempo. De esta manera, el camino puede construirse en diversos pasos, cuando disponga usted de tiempo libre, sin que tenga que dañar la apariencia del césped. Los moldes consisten en tiras de lámina o fleje con un ancho de 63 mm y un largo de 1.5 a 1.8 M. Los extremos de cada molde se fijan entre sí con alambre; éste se pasa por agujeros perforados en el metal con un clavo. Los moldes deben ser grandes y su forma debe ser variada; absténgase de hacer piezas duplicadas y tenga cuidado de que cada uno de los moldes tenga un ancho mayor de 45 centímetros.

Se recomienda una mezcla de 1-2-3 para el concreto, es decir, una parte de cemento Portland, dos de arena y tres de grava fina. Apisone el concreto bien en los moldes, de manera que se encharque en la parte superior, y luego quite todo el excedente para que el concreto quede al ras con la parte superior de los moldes, usando para ello el borde una tabla recta. Al allanar las baldosas, es preferible dar a éstas una ligera inclinación, con objeto de que el agua pueda correr. Evite alisar los bordes exteriores de los moldes. Resulta mejor permitir que el molde melle los bordes del concreto, a fin de lograr la apariencia de baldosas naturales cortadas a mano.

1. Se emplea una manguera de jardín para establecer el contorno del camino. Aquélla se fija en posición con estacas y luego se quita la capa vegetal, parte de la cual se guarda para rellenar espacios después 2. Las tiras metálicas para los moldes se doblan en diversas formas irregulares, sin duplicados. Los extremos de las tiras se mantienen unidas con alambre y los moldes se colocan espaciados 5 cms entre sí
1. Se emplea una manguera de jardín para establecer el contorno del camino. Aquélla se fija en posición con estacas y luego se quita la capa vegetal, parte de la cual se guarda para rellenar espacios después 2. Las tiras metálicas para los moldes se doblan en diversas formas irregulares, sin duplicados. Los extremos de las tiras se mantienen unidas con alambre y los moldes se colocan espaciados 5 cms entre sí
3. Se usa tierra mojada para fijar los moldes. Parte se quita luego para substituirla por capa vegetal 4. Los moldes se llenan con concreto, el cual se apisona y allana. El exceso se quita con una tabla
3. Se usa tierra mojada para fijar los moldes. Parte se quita luego para substituirla por capa vegetal 4. Los moldes se llenan con concreto, el cual se apisona y allana. El exceso se quita con una tabla
5. Es fácil quitar los moldes. Simplemente corte el alambre en los extremos y sacuda la tira un poco 6. Los bordes de las baldosas se raspan ligeramente y se pone capa vegetal en los espacios entre ella
5. Es fácil quitar los moldes. Simplemente corte el alambre en los extremos y sacuda la tira un poco 6. Los bordes de las baldosas se raspan ligeramente y se pone capa vegetal en los espacios entre ella

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 6 - Junio 1950 - Número 6



Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus