RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (7)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Agosto de 1964
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Dobladores De Metales Para El Taller
Por Manly Banister
DADME UN PUNTO de apoyo y moveré la Tierra" , dijo Arquímedes para poner de manifiesto el gran potencial de la palanca. En los siglos que han transcurrido desde entonces, la palanca ha movido en realidad al mundo a través de una larga historia de desarrollos tecnológicos. Todavía no se ha producido ningún dispositivo mecánico que no aproveche el principio de la palanca en una forma u otra.
La guía de doblar que se muestra arriba tampoco es una excepción. Aplicándose en ella ese principio alrededor de un círculo, le permite doblar varillas de acero de 1/2" (1.27 cm) o flejes de hierro de 3/16" (4.76 mm) de espesor, con un ancho hasta de 1" (2.54 cm) tan fácilmente como lo haría el hombre fuerte del circo, y con una exactitud mucho mayor.
En la foto inferior aparece otra guía más sencilla, conjuntamente con ejemplos de trabajos que se pueden realizar con ella. Tiene una capacidad para tiras metálicas con espesor de 1/4" (6.3 mm) y un ancho de 3/4" (1.9 cm) ; pero, al utilizarse el juego más pequeño de pasadores, resulta ideal para doblar alambres. Con esta guía, el material que se ha de doblar se convierte en su propia palanca al tirar de ella contra los pasadores.
En la foto de la guía radial que encabeza esta página se muestra la realización de un trabajo. Se trata de un fleje de acero destemplado de 1/8" (3.1 x 19.0 mm) , doblado alrededor de un collarín de pasadores para formar un soporte de "hierro forjado".
Para utilizar este doblador, escoge usted pasadores (o collarines) de tamaño adecuado, los coloca en agujeros lo suficientemente apartados entre sí para dar cabida al material que se ha de doblar, luego dispone la punta de la peña contra el trabajo y 1a asegura apretando los pernos de retén. Después de hacer esto, se mueve el mango hacia la derecha, tal como se muestra en el esquema del inserto, o hacia la izquierda, y el trabajo se invierte en caso de ser zurdo el artesano. Una vuelta completa produce un ojal, una media vuelta produce un doblez en U, y un cuarto de vuelta forma un ángulo recto. N o se requiere un largo excesivo, como sucede cuando el trabajo debe proporcionar su propio apalancamiento, al extenderse más allá del doblez.

Esto sucede con el doblador plano. No tiene piezas móviles. En realidad, se trata de una placa provista de receptáculos, que se asegura en un tornillo de banco de servicio pesado. A pesar de que es de construcción más sencilla, es aún más práctica, ya que se trata de cuatro guías en una, que utiliza pasadores de 1/4", 3/8", 1/2", y 1/8" (6.3, 9.5, 12.7, y 19.0 mm) de diámetro,
para usarse con una amplia variedad de materiales, desde alambre de perchero hasta el material más grueso que se pueda doblar a mano, ya sea en frío o en caliente. Si quiere usted producir joyas de fantasía hechas de alambre, añada una serie de agujeros de 3/16" y 1/8" (4.7 y 3.1 mm) y corte pasadores correspondientes. Estos resultarán adecuados para alambre de plata o de cobre.
Toda guía para doblar debe proporcionar una variedad de receptáculos para pasadores, ya que el mejor espaciamiento entre el pasador de anclaje y el pasador radial basta sólo para dar paso al espesor o diámetro de trabajo. En esta guía radial hay receptáculos de 1/2" (1.27 cm) que describen una espiral hacia afuera, a distancias que aumentan gradualmente desde el agujero central. En la parte superior derecha se muestra una plantilla. para la perforación de estos agujeros. Haga una plantilla de tamaño completo sobre una pieza de papel de calcar, precinte ésta ala superficie de la tabla donde se ha de doblar el metal y transfiera los centros de los agujeros al acero con un punzón marcador. Vuelva a perforar estos agujeros con un punzón de centros, antes de llevar el trabajo al taladro de banco. Luego comience con agujeros de guía de 1/8" (3.17 mm), los cuales se agrandan al diámetro final mediante brocas de diferentes tamaños, a fin de evitar que los movimientos de las brocas dañen los agujeros.

Click en la imagen para ver más grande y claro
El acero utilizado para el cuerpo de la guía es una aleación de cromo y molíbdeno que resulta sumamente resistente a la abrasión, los impactos y las tensiones. Se conoce como Moly-Krome A.I.S.I. A-4142 (SAE 4140). Puede obtenerse en forma destemplada o termotratada. Utilicé el tipo termotratado para mi guía, ya que no requiere ningún tratamiento especial para usarse en el taller casero. Si se usa el tipo destemplado, lleve el metal a un taller para que lo sometan a un tratamiento térmico y evitar así que los receptáculos de los pasadores se deformen. Déle forma al cuerpo en un torno de 6" (15.2 cm) , con un accesorio fresador para cortar las ranuras y la punta de la peña.
Pero hay que advertir que el Moly-Krome termotratado destruye fácilmente las brocas perforadoras y cortadoras. La ranura alrededor del cuerpo da cabida a los tres pernos del collarín que evitan que este último se desplace hacia arriba al usarse.
La foto en la parte superior izquierda también muestra un conveniente conjunto de pasadores y collarines. Si hace usted los receptáculos de los pasadores con varilla de broca, podrá utilizarlos sin endurecerlos; pero si decide usted endurecerlos, asegúrese de templarlos a una temperatura no inferior a 425° C; de lo contrario, el acero se volverá quebradizo y se romperá al someterse a presión. Los pasadores de acero de bajo carbono deben someterse aun endurecimiento superficial. Para doblar arcos de diferentes radios hay que utilizar pasadores de diferentes diámetros. Para tamaños mayores se recomienda el uso de collarines de tipo de "rosquilla", colocados sobre el pasador central, a fin de evitar el labrado.
Si no dispone usted de medios para endurecer y templar los pasadores de las piezas, es posible que pueda encomendar esta labor aun taller mecánico de la localidad., Si tiene usted una fragua o un horno de fundición, caliente el metal al rojo vivo y luego sumérjalo en agua fría y limpia, mientras lo agita vigorosamente con las tenazas para que se enfríe lo más rápidamente posible. Para templar el metal ligeramente y evitar que se vuelva quebradizo, colóquelo por una hora dentro de un horno de cocina calentado aun temperatura de 150" C. Vuélvalo a sumergir en agua fría y quítele las escamas en el torno, empleando tela de esmeril de tipo fino.
La peña dobladora tiene cuatro agujeros aterrajados para permitir ajustes a varias distancias del pasador central. Para trabajos ligeros, atornille pernos de retención entre el par No. 1. Pero cuando doble usted material grueso, podrá disponer de una acción de palanca adicional moviendo la peña hacia atrás para que entre en contacto con el trabajo, a unos 25 milímetros más o menos del punto de doblez. En tales casos, use los agujeros N o. 2 introduciendo el perno trasero por el agujero en el mango ubicado a 8 1/4" (20.9 cm) del arco. Si necesita usted una acción de palanca mayor de la que puede proporcionar el mango, introduzca un trozo de tubo sobre éste.
La peña se debe endurecer, ya que todos los dobleces se efectúan con la punta de yunque, la cual no tardaría en echarse a perder rápidamente. Esta pieza de acero de herramienta de tamaño grande es bastante costosa, pero puede usarse también acero laminado en frío, siempre y cuando se endurezca la punta superficialmente. Esto se puede hacer con facilidad, empleando un producto comercial conocido como Kasenit y siguiendo las instrucciones impresas en el envase. O utilice un electrodo para endurecimientos superficiales en una soldadora de arco, a fin de aplicar un cordón de soldadura a través de la punta y un par de cordones en cada lado. Luego esmerile la capa de endurecimiento superficial para proporcionarle una punta redondeada.

Click en la imagen para ver más grande y claro
El mango se puede cortar de una lámina sólida de l/2" (1.27 cm), o formarse como se muestra en la página 72. Después de darle forma, corte las ranuras de 2 1/4" ( 5.7 cm) , tal como se muestra. El puente de 3/8" (9.5 mm) entre las ranuras es sólo para no debilitar el mango. En la página 72 hay un detalle que muestra cómo unir el mango y el aro sin producir distorsiones. Primero invierta ambas piezas y asegúrelas con una abrazadera a una pieza de acero plano; luego aplíqueles soldadura de puntos en cada lado, en el lugar en que el mango se une al aro. Al enfriarse la soldadura, vuelva asegurar la unidad, como se muestra en E, y aplique una soldadura completa a través de la parte superior, utilizando un electrodo E6011 de 1/8" (3.1 mm) con una corriente de 115 amperios. El aro y el área de soldadura se deben cubrir inmediatamente con trapos ( o con arena o ceniza) para demorar el enfriamiento. Cuando el metal se enfríe a la temperatura ambiente, quítelo de la abrazadera y esmerile el cordón de soldadura para dejarlo al ras con la superficie del mango. Luego asegure la unidad en posición invertida de nuevo, y aplique una soldadura completa a través de la junta, aislándola nuevamente para evitar que se enfríe con excesiva rapidez.
El doblador plano no es más que una sencilla placa con receptáculos.
En el diagrama, el espaciamiento de los agujeros se da en dimensiones de centro a centro, que crean espacios entre los pasadores para dar cabida a una variedad de espesores. Para un fácil paso entre los pasadores, aumente ligeramente cada espacio al transferir los centros de la plantilla al bloque con un punzón marcador. A pesar de que los agujeros para los pasadores tienen una profundidad de apenas 3/4" (1.9 cm), perfore los agujeros centrales de 1/8" (3.17 mm) totalmente a través, para evitar una acción de succión y facilitar la remoción de pasadores atascados.
Le conviene disponer de un par de pasadores de 1/4" 3/8" l/2" y 3/4" (6.3, 9.5, 12.7 y 19.0 mm). Para usarse ocasionalmente, los pasadores hechos de varilla de acero duro -el tipo de superficie brillante puede obtenerse en tramos de 3 pies (91,4 cm) en las ferreterías- resultan lo suficientemente resistentes. Pero si proyecta usted usar la guía con bastante frecuencia, corte los pasadores de varilla para brocas. Si la guía se ha de usar con mucha frecuencia, endurézcalos.
La foto en la parte superior izquierda de esta página muestra el uso de la guía para producir un doblez radial en el extremo de una tira de acero laminado en caliente de 3/16" x 3/4" (4.7 x 19.0 mm) que se ha de usar como pasamanos. El doblez se efectúa gradualmente, tirando del trabajo. Puede usted doblar tiras con un espesor de 1/4" (6.3 mm) de manera igual, si el tornillo es lo suficiente fuerte para resistir la tensión. Si no está usted seguro, caliente primero el metal al rojo vivo. Conviene hacer esto también al proporcionarles dobleces de radio reducido a piezas de metal más delgado.
La segunda foto en esta página muestra los pasos para doblar un gancho con forma de S alrededor de pasadores de 3/8" (9.5 mm). El material es de varilla de acero duro de 1/4" (6.3 mm) ; los pasadores se espacian a 1/4" (6.3 mm) para el primer doblez, y luego se mueven según se muestra para el segundo doblez. Por último se recorta el material excedente.
Es posible que los dobleces efectuados con esta guía no tengan siempre la forma exacta que busca usted, y también es posible que no tengan un radio exacto, debido a la "elasticidad" inherente del metal ya que el material debe proporcionar su propia acción de palanca. y si hay que producir una cantidad de artículos idénticos, se pierde tiempo recortando cada pieza a medida que se le va dando forma. Para trabajos de precisión o en serie, por lo tanto, le conviene más cortar el trabajo al largo total indicado y luego darle forma a la pieza recta en un doblador radial.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 35 - Agosto 1964 - Número 2


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus