RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Enero de 1966
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Lo que hay que saber acerca de
COMO CORTAR VIDRIO
Con los altos precios que tiene el vidrio hoy día, todo dueño de casa debe saber cómo aprovechar piezas sobrantes de este material. Las herramientas de corte cuestan poco y el riesgo de roturas es pequeño una vez que practique usted las técnicas que se ilustran a continuación
 
Por Walter E. Burton
LOS QUE VIVEN en casas de vidrio deben saber cómo cortar este material. Ya veces nos parece a todos estar rodeados de vidrio, especialmente cuando una pelota lanzada por un niño va a dar contra el panel de una ventana, volviéndolo añicos, o cuando su esposa deja caer ese pesado cenicero sobre el tablero de cristal de la mesa de café, o un cuadro se desprende de la pared debido a que no se ha colocado bien.
Son éstos sólo unos cuantos ejemplos de los accidentes que sufren comúnmente los objetos más frágiles dentro de su casa. Resulta lógico, entonces, que cualquiera que se ocupa de las labores de mantenimiento dentro de su casa sepa también cómo cortar un nuevo panel para una ventana, un tablero de mesa o un espejo. En muchos casos, puede usted obtener el repuesto que necesita aprovechando una pieza sobrante; un panel de ventana, por ejemplo, con una rotura en una esquina, puede recortarse para colocarlo en el marco de ese cuadro que se ha desprendido de la pared. Sin embargo, muchos son los dueños de casas que no se atreven a manipular un cortavidrios por temor a cortarse un dedo.
Pero la verdad es que pocos son los materiales tan fáciles de manipular como el vidrio, una vez que se aprendan las técnicas correspondientes. y un juego completo de herramientas como las que se muestran en este artículo le costará muy poco dinero. (Construya usted mismo las herramientas especiales que aparecen en las páginas 51 y 54) .
Puede usted comprar un buen cortavidrios de tipo de rueda por una suma reducida. La regla puede consistir en .una tira de madera o tabla de fibra de 6 milímetros de espesor. Resulta aún más conveniente si lleva un travesaño o pata de ángulo recto para transformarla en una escuadra.
Hay pinzas especiales para desprender tiras angostas de vidrio, aunque para casi todos los trabajos pueden emplearse pinzas comunes con quijadas anchas, rectas y lisas.
Como lubricante, utilice querosén, aceite liviano o una mezcla de los dos. Si corta usted vidrio viejo que requiere rasparse, puede usar una navajilla de afeitar común y corriente, o comprar uno de esos asideros para navajillas de dos filos. Si corta usted un panel de repuesto para una ventana, entonces necesita una llana para la masilla con que se fija el vidrio.
Como superficie de trabajo puede usted usar el tablero plano de cualquier banco o mesa, con un acojinamiento de alfombra vieja o hasta varias capas de papel periódico. Use guantes de tela para protegerse los dedos contra las astillas, así como una mascarilla o gafas de seguridad.

1
LIMPIE LA superficie del vidrio raspando la pintura vieja y la suciedad, y lávela con agua y jabón, un limpiador comercial a un trapo húmedo con agua o querosén
2
COMIENCE EL corte con la rueda a aproximadamente 3 mm del borde y con el cortavidrios sostenido firme contra una regla bien asegurada de la manera que se ve
3
APLIQUE EL cortador a través del vidrio en dirección hacia usted, a velocidad y presión uniformes, dejando que la rueda se salga al borde. La línea debe ser recta
4
SEPARE EL vidrio insertando una cuña pequeña (o un lápiz) debajo del final de la raya; oprima los lados hacia abajo para separarlos y obtener un corte perfecto CUANDO HAY que separar una tira demasiado angosta, sujétela con unas pinzas para vidrio mientras coloca un dedo debajo del final de la raya para que sirva de apoyo al doblar la tira    
   
Las fotos muestran la facilidad con que puede efectuarse un corte recto. Sumerja siempre la rueda del cortavidrios en aceite, a no ser que lo mantenga en un receptáculo con una almohadilla empapada en aceite en el fondo. También conviene aplicar una capa delgada de aceite al vidrio, a lo largo de la línea de corte, para evitar que aquél se agriete.
Sujete el cortador entre el índice y el dedo largo y estabilícelo con el pulgar. Sostenga el cortador de manera que el eje de la rueda quede paralelo con la superficie del vidrio. Incline el mango hacia usted ( el grado de inclinación depende del diseño del cortador; pida que le recomienden qué tipo de cortador comprar) .Oprima la herramienta firmemente mientras la mueve hacia usted, pero no con tanta fuerza que produzca una raya dentada que impida que el borde del vidrio quede liso al partir la pieza. Por otra parte, si no aplica usted la herramienta con la presión suficiente, es posible que deje de producir una raya con la profundidad adecuada para dividir el vidrio o que la rueda deje de cortar en algunos lugares.
La única manera de averiguar cuánta presión se necesita para un trozo de vidrio de un espesor dado (mientras más grueso es el vidrio, más presión se requiere, por supuesto) , es efectuar varios cortes de ensayo en piezas sobrantes. Los expertos a menudo juzgan esto a base del ruido producido por la rueda ya veces exigen el silencio más absoluto mientras trabajan-pero para esto se requiere un oído bien adiestrado.
A los novatos les conviene usar una guía de corte para la rueda, tal como la unidad de hechura casera que se muestra en la página 54. La guía permite recortar el vidrio de igual manera a como lo hace una cortadora de papel. Evita pérdidas de tiempo aprendiendo a efectuar pasadas ya aplicar la presión correctamente, ya que tiene algo así como un sentido de tacto integrante. El cortavidrios es activado por un resorte (acorta uno el resorte hasta ejercer la tensión necesaria para producir una raya uniforme). Y está hecho de materiales fáciles de obtener, como un ángulo de hierro y soportes colgantes de alineación automática. Estos últimos se pueden ajustar tanto lateral como verticalmente. La primera característica permite efectuar ajustes precisos para cortar en línea recta; la segunda permite disponer la guía para cortar vidrio con cualquier espesor hasta de 6 milímetros.
El mango de la guía es un trozo de tubo con un buje de l/2" introducido ( o martillado con un mazo de madera) dentro de cada extremo. Inserte la varilla de l/2 " por este conjunto y martille los extremos del tubo fuertemente sobre un yunque hasta disponer tanto los bujes como el tubo en círculos perfectos que se deslicen libremente sobre la varilla.
A continuación, suelde una placa gruesa de lámina metálica (en la guía original, la placa se cortó en la tapa de una caja de salida eléctrica) al centro del tubo, y monte el cortavidrios tal como se muestra. Note que el resorte se suelta para liberar el cortavidrios cuando quiere uno aplicarlo a pulso o afilarlo. En el lado opuesto de esta placa, monte un gancho formado de la misma lámina metálica, de manera que enganche al borde inferior del ángulo. Debe sujetarlo con firmeza, permitiendo al mismo tiempo un fácil recorrido en toda su extensión.

1-PARA CORTAR un disco, limpie la pieza de vidrio cuidadosamente o aplique una capa ligera de aceite a lo largo de la trayectoria que ha de seguir la rueda cortadora 2- SUMERJA LA rueda cortadora en aceite y trace el círculo utilizando un cortador de tipo de compás o bien uno de construcción casera como el que se ve más abajo
SEIS PASOS EN EL CORTE DE VIDRIO
3- VOLTEE EL vidrio y oprima a lo largo del círculo trazado hasta poder ver el corte circular completo. El disco se halla ahora físicamente separado en forma completa 4- MARQUE UNA raya a través del punta más angosto del material sobrante, aplicando la rueda justamente por encima del círculo y moviéndola hacia usted hasta el borde
5- DOBLE EL vidrio ligeramente o lo largo de esta línea para separar la pieza sobrante. En esta foto el vidrio está todavía prendido. Tírese con ambas manos 6- EL DISCO queda entonces liberado al desprenderse del mismo el material sobrante. Para separarlo con un solo corte radial se requiere que el vidrio sea muy angosto
Con una brocha, se le aplica a la tabla un revestimiento de caucho líquido o de plástico a fin de formar una superficie antideslizante; luego se atornilla una regla de guía al ras ya escuadra con el filo de la herramienta. La regla se recorta después a 2" del filo y el espacio se rellena con un trozo de aluminio que se proyecta 1/4 " más allá del filo. Esto proporciona un soporte para la rueda en el extremo del corte y reduce a un mínimo la posibilidad de melladuras. Los "brazos" delanteros de la tabla le permiten montar la corredera lo bastante hacia adelante para poder trazar la raya siempre a lo largo del borde delantero de la mesa. Podrá usted entonces partir el vidrio sin tener que cambiarlo de posición. Puede usted diseñar su tabla para dar cabida a piezas de vidrio de cualquier tamaño, utilizando trozos más largos o cortos de varilla y ángulo.
Pero, ya sea que utilice usted un cortavidrios con una guía o a pulso, no olvide nunca que sólo hay que rayar el vidrio y no cortar a través de él. La separación en sí siempre se efectúa a lo largo de la raya, y esto es lo que asusta a casi todos los novatos. Pero hay varias maneras de efectuar esta separación sin experimentar ningún problema. Una consiste en colocar el vidrio de manera que la raya quede directamente sobre un borde afilado de la mesa, con la porción más pequeña sobresaliendo del borde. Oprimiendo el vidrio firmemente contra la mesa, sujete la porción saliente con la otra mano y dóblela hacia abajo. Deberá partirse de manera nítida.
Hay otros métodos que incluyen la colocación de una regla o tira de metal con un espesor mínimo de 1/8" debajo del vidrio, con su borde alineado con la raya, para luego ejercer presión sobre la porción saliente del vidrio. Esto da buenos resultados con vidrio grueso, como el cristal de 6 milímetros de espesor. En la foto inferior izquierda de la página 51 se muestra una variación de este método. El fulcro aquí es una cuña con una punta redonda (hasta puede usarse un fósforo de madera) que se inserta debajo del vidrio, en el extremo de la raya cerca de usted. En este caso, se ejerce presión sobre las dos secciones del vidrio.
Cuando el corte se encuentra muy cerca del borde, sujeta usted la pieza más angosta con unas pinzas cerca de un extremo de la raya y ejerce fuerza para flexionar el vidrio. Si la separación deja de efectuarse a todo lo largo de la raya, vuelva a sujetar el material sobrante a intervalos hasta completarse la separación. Cuando el corte se encuentra tan cerca del borde que el material sobrante no se desprende en una sola tira, use las pinzas o las muescas del cortador para desprender trozos pequeños. Las asperezas se podrán limar luego.
Y, finalmente, algunos profesionales no aplican ninguna presión-simplemente golpean ligeramente la parte inferior del vidrio, a lo largo de la raya, para comenzar la separación. Pero a no ser que esto se haga con pericia, puede dar lugar a melladuras o hasta roturas.

UNA RUEDA DE poco filo es preferible paro cortar vidrio corrugado. Se requiere una presión considerable, pero una rueda demasiado afilada podría dar lugar a un exceso de astilladuras EL VIDRIO DE superficie con diseños se puede cortar desde cualquier lado. Note la guía de construcción casera. Hay otros vidrios de superficie moteada muy difíciles de cortar
VIDRIOS A COLOR, comúnmente usados para artículos de arte, especialmente de tipo granulado, pueden tener una forma curva. De ser así, háganse las rayas por el lado cóncavo interior EL VIDRIO reforzado con alambre se raya en un lado y luego se parte de la manera acostumbrada. Después, se mueven las dos secciones como unas bisagras hasta que los alambres se rompan
COMO CORTAR UN CIRCULO AL CALOR
PARA CORTAR un agujero en una lámina, se traza el círculo y luego otro un poco menor dentro. Se cubre la parte exterior con pigmento negro y se le da calor infrarrojo. La parte pigmentada se expande permitiendo separar el círculo del centro y luego el aro que queda
La rueda debe rayar el vidrio en una línea continua, apenas visible. Si no se produce un corte continuo a causa de una presión variable, la presencia de suciedad o una rueda poco afilada, no se recomienda volver a trazar la raya-aunque no hay nada que prohíba hacerlo. Los expertos dicen que es mejor voltear la pieza y rayar la otra superficie, directamente en línea con la raya original. Rara es la vez, sin embargo, que hay que rayar ambos lados de una pieza de vidrio hasta con un espesor de 13 milímetros; a no ser, claro está, que se corte cristal laminado, como se muestra en la página 55.
El vidrio viejo por lo general es más duro que el vidrio nuevo, por lo que hay que aplicar la rueda con una presión mayor. El vidrio con superficie realzada o desigual puede astillarse o mellarse cuando se usa una rueda afilada. El truco consiste en emplear una rueda poco afilada y aplicar una presión mayor. Por lo tanto, cuando una rueda pierde tanto su filo que ya no puede usarse para cortar vidrio común, guárdela para estos trabajos especiales. (De todos modos, no hay por qué desechar un cortavidrios que ha perdido su filo; puede usted afilar la rueda con una piedra abrasiva fina, tal como óxido de aluminio.)
Algunos expertos sugieren utilizar una rueda de poco filo para cortar vidrio grueso también, ya que le permite ejercer la presión necesaria sin peligro de causar melladuras. Al cortar vidrio muy delgado, sosténgalo sobre una pieza sobrante de vidrio más grueso.
¿Necesita una pieza circular o de otra forma curva? No intente cortarla a pulso-utilice un cortador de tipo de viga que pivote alrededor de un centro estacionario. Las fotos en la página 52 muestran un tipo comercial, pero puede usted construirse uno que utilice el cabezal de un cortavidrios común, tal como el que se detalla también en la página 52. Cualquiera de los dos tipos permite cortar esferas de relojes, lumbreras de puerta, piezas para marcos redondos, con igual facilidad que trazar un círculo con un compás.
El dispositivo de hechura casera consiste en un brazo de ángulo de hierro de l/2" que pivota sobre una copilla de succión de 3", obtenida de un soporte para equipaje del tipo que se monta en el techo de un auto. Los dos ángulos largos se colocan en posición invertida y se anclan mediante la placa de sujeción inferior, sostenida en su lugar con una prensa C, mientras que los dos cortos ángulos transversales se sueldan. Una regla pegada al lado del brazo, con su extremo delantero alineado con la rueda del cortavidrios, le permite cortar círculos exactos con un diámetro de hasta 16".
Para liberar la cabeza del cortador, asegure éste en un tornillo de banco y golpee el mango fuertemente con un martillo. Es posible usar un carrete para la perilla del brazo oscilante, pero debe girar libremente sobre su perno.

GUIA PARA HACER CORTES PERFECTOS
Click en la imagen para ver más grande y claro
QUITAR UN panel de vidrio resulta fácil si se ablanda la masilla vieja con un soplete. Es peligroso en los marcos de modera, por lo que conviene aplicar un blindaje de latón mientras se ablanda la masilla con la llama del soplete USE GUANTES para protegerse las manos al extraer las piezas. Luego, quite la masilla con una cuchilla, teniendo cuidado de no astillar la madera. Se quitan las puntillas, se cepilla el rebajo y se aplica después pintura diluida EL NUEVO PANEL se corta a un tamaño 3 mm menor que el alto y ancho de la abertura. Se aplica una capa delgada de masilla, se coloca el vidrio a 3 mm del lado inferior y se oprime hasta que la masilla se escurra en el borde
SE UTILIZAN puntillas tamaño 1 y 2. Se clavan o profundidad suficiente para sostener el vidrio firmemente y paro ser cubiertos por la capa final de masilla. Si el panel es pequeño, una puntillo en el ancho y dos en el largo PARA EL BISEL final se le da a la masilla consistencia de masa de pan, y se aplica en tiras de 13 mm. Se pone con una mano mientras se alisa con la espátula en la otra, vea ilustración, para formar un sello biselado lisa y uniforme VARIOS DIAS después, se pinta toda la nueva obra. Esto es importante no sólo por la apariencia sino para evitar que la masilla se encoja. La masilla sobrante se quita inmediatamente después de terminar, cuando todavía está húmeda
Después de trazar la raya, voltee el vidrio y oprima con firmeza-aunque no de manera excesiva- en el lado opuesto de la raya. Esto separa físicamente el disco del material sobrante, pero no lo desprende. Hay que trazar por lo menos una raya a través del material sobrante para poder liberar el disco del material sobrante, tal como se muestra en las fotos de la página 52.
Cuando lo que desea usted es la parte exterior (cuando necesita una pieza con un agujero circular, como para una ventanilla) , todavía raya usted el vidrio con su cortador de tipo de viga, pero necesita dos círculos-uno del tamaño del agujero deseado y otro agujero concéntrico con el diámetro aproximadamente 2" menor. El truco consiste en separar el disco central y luego el aro. Esto se facilita calentando el vidrio exterior para expandirlo y apartarlo de la pieza sobrante interior. Para ello, pinte la superficie del área circundante, a aproximadamente 1/32" del círculo de tamaño mayor, con una mezcla de goma laca y negro de humo. Luego coloque el vidrio a unos cuantos centímetros de una lámpara de rayos infrarrojos, moviéndolo de manera que el área pintada absorba el calor uniformemente. Es posible que oiga sonidos de chisporroteo al calentarse el vidrio, y en algunos casos es posible que el vidrio se expanda lo suficiente para poder sacar la porción central en una sola pieza; sin embargo, siempre se corre el riesgo de que se produzcan melladuras en los bordes.

EL VIDRIO LAMINADO de seguridad -coma el de las ventanillas de los autos -se puede cortar en tres pasos. Se raya y se parte una superficie y luego se estira el centro plástico lo suficiente para insertar una navajilla de afeitar calentando también la tira negra a 10 largo del corte trazado LOS BORDES cortados se alisan y rectifican, si es necesario, frotándolos contra una piedra abrasiva húmeda. También puede utilizarse una lima plana humedecida con aguarrás o goma de alcanfor disuelta en aguarrás. Vea ilustración
LOS TUBOS de diámetro pequeño se deben rayar con una lima triangular o una rueda cortadora, y luego se parten sujetándolos con las dos manos, oprimiendo los pulgares a ambos lados de la raya, y doblando el tubo hacia uno. El procedimiento es sencillo, pero sólo para tubos estrechos UNA BOTELLA puede cortarse envolviendo un alambre de resistencia alrededor de la línea marcada y calentando el alambre con el transformador de un cautín de bajo voltaje. Este alambre se cortó de una bobina de calentador
En vez, use el cortador para dividir el disco central en una serie de pequeños rectángulos y otras formas. Con el extremo redondo del cortador (o un pequeño martillo de cabeza redonda) , golpee ligeramente ambos lados del rectángulo más cercano al centro hasta que se desprenda. Luego desprenda cuidadosamente los otros segmentos. Cuando ha acabado con el círculo anterior, subdivida y extraiga el aro. Después de quitarse un segmento de buen tamaño, 1os otros caerán con facilidad. Vuelva a calentar el área pintada para mantener expandido el vidrio exterior durante la extracción del material sobrante.
La mezcla de "goma laca negra" que se describe arriba resulta conveniente para cortar vidrio laminado de seguridad, tal como se muestra en la página 55. Después de rayar y separar las dos capas de vidrio (doblándolas una a la vez sobre una regla) , pinte una banda de 1" de ancho a aproximadamente 1/16" de la raya. Aplique calor radiante hasta que pueda separar el corte aproximadamente 1/32", tirando del vidrio. Mantenga el corte abierto mientras le aplica una navajilla de afeitar para cortar el núcleo de plástico.
El corte de tubos de vidrio de diámetro pequeño es muy fácil, tal como se muestra en la página 55, pero los tubos grandes y las botellas requieren una técnica especial: Puede usted trazar una raya alrededor de la circunferencia con un cortavidrios y luego aplicar calor; pero, si se trata de un artículo de valor, es mejor emplear otra técnica que suponga menos riesgos. En una de éstas se usa un transformador, tal como se muestra. No utilice usted un transformador para timbres, ya que carece de la corriente necesaria. A veces el vidrio no se separa sino hasta golpearlo con un palo. Otro método consiste en cubrir la botella con papel mojado hasta un punto a una fracción de centímetro de ambos lados de la raya, y luego aplicar la llama de un pequeño soplete al área descubierta. y hay otro método también que no requiere trazar ninguna raya. Simplemente se llena la botella con aceite para motor hasta la altura deseada, se calienta un cautín del tamaño de un lápiz con la llama de un soplete ( o la caldera de la casa) y se sumerge el cautín en el aceite. Este hierve en la superficie durante un momento y luego la botella se parte al nivel del aceite.
Para perforar agujeros, los profesionales a menudo emplean una broca de carburo de tungsteno lubricada con agua. Una técnica muy usada por los aficionados supone el empleo de una pieza tubular de latón o cobre como broca y una mezcla de polvo abrasivo yagua como agente de corte; la broca se activa con un taladro de banco de baja velocidad. Como lubricante también puede usarse aguarrás o una mezcla de este último con alcanfor. Sea cual sea el lubricante empleado, tenga cuidado de no aplicar una presión excesiva, ya que el vidrio corre el riesgo de romperse, no obstante lo bien que se encuentre sostenido.
Los espejos, claro está, se deben cortar por la superficie sin plateado. En cuanto al cristal grueso templado, no intente cortarlo. Se le da forma y acabado antes de templarlo, por lo que no es posible cortarlo con los dispositivos usados comúnmente para el vidrio. Pero son pocos los otros tipos de vidrio -entre los cientos de variedades existentes- que no podrá usted cortar a la perfección una vez que domine las técnicas básicas de corte que acabamos de describir.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 38 - Enero 1966 - Número 1


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus