RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Diciembre de 1991
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
41 consejos para mantener su auto como nuevo - 31 al 41
41 consejos para mantener su auto como nuevo - 31 al 41
Conserve nuevo su automóvil
41 consejos de maestros restauradores
   
31 Preparándose para la pintura

Si va a llevar el automóvil a un taller para que lo repinten, asegúrese de que en el establecimiento usen un acondicionador de metal sobre el metal desnudo de la carrocería. Este producto cura el metal para eliminar cualquier vestigio de óxido microscópico y la propia corrosión. Los talleres de chapistería también usan un imprimado autocurador que adicionalmente combate la corrosión. Si se ha realizado en la carrocería algún trabajo de soldadura, un imprimado especial para soldadura debió haber sido usado antes de soldar las piezas.
En los mejores talleres de pintura y chapistería también evitan usar masillas de laca y los rellenadores de superficies e imprimados con laca de secamiento rápido, para rellenar los arañazos e imperfecciones menores de la carrocería.
La razón para ello es que esos imprimados se pueden encoger, quedando expuestos los arañazos poco tiempo después de haber sido pintado el automóvil. En su lugar, los buenos talleres usan imprimados con base una epóxica que tiene mucho cuerpo, como es el Eliminator de la firma Morton y URO de la Dupont. Esos nuevos imprimados modernos llenan los arañazos en una aplicación de una o dos capas. y los mismos no se encogen, se adhieren mejor y son más duraderos que los otros productos en el mercado.
 
Los compuestos de conversión de óxido evitan que la oxidación se esparza hacia áreas vecinas
32 La prevención de la oxidación

El óxido se inicia en una rotura de la pintura, pues permite penetrar la humedad que se combina con el hierro en el panel de acero. Incluso aunque cubra la rotura con pintura, la reacción continuará sin la presencia de agua fresca, usando el oxígeno de la atmósfera que penetra por la pintura lentamente. De modo que es necesario mecánica o químicamente quitar el óxido. La aspersión de arena es un buen método, pero resulta relativamente sucio, o lo puede estabilizar químicamente. Un removedor de óxido químico con base ácida, como es el Oxi-Solve de la firma Eastwood, o el ácido fosfórico disponible comercialmente, eliminan el óxido, dejando el metal limpio para el imprimado y la pintura.
Los compuestos de conversión de óxido evitan que la oxidación se esparza hacia áreas vecinas
Los convertidores químicos de óxido, como el Extend de la Loctite, transforman la oxidación roja y escamosa en un fuerte compuesto gris obscuro que previene futuras oxidaciones y forma una base estable para la pintura.
Para usar un removedor químico de óxido, raspe y con un cepillo de alambre elimine lo más posible las escamas de oxido. Elimine la grasa o el aceite con un solvente, como un rebajador de laca (dejándolo húmedo durante unas dos horas), y con una manguera elimine los residuos. Para el óxido rebelde, durante la noche cubra el área con paños empapados en removedor de óxido.
Entonces aplique una capa de convertidor, siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Cuando se haya secado, el área estará lista para la pintura.
   
33 Pintura de alta tecnología

Si va a ordenar que repinten el auto, sáquele provecho a las nuevas tecnologías de pintura que están siendo empleadas actualmente. Ya no tiene que conformarse con la laca, que tiene una gran apariencia, pero es poco duradera. Ni con el esmalte, que es más duradero, pero tiene una superficie más áspera. Las pinturas de poliuretano en dos partes son más duraderas que la laca y el esmalte, y adquieren un brillo como de vidrio suave que rivaliza con los mejores acabados de laca hechos a mano.
Los colores también son más profundos y ricos, gracias a sistemas de pintura que emplean un color de base seguido por una capa clara de ultrabrillo. Los colores metálicos también se hicieron más deslumbrantes, cuando los fabricantes de pintura comenzaron a añadir partículas de mica, que recogen y reflejan la luz con más brillantez que las tradicionales partículas metálicas. Y aunque elija conservar el color original del automóvil, pregunte en el taller de pintura sobre los nuevos productos. El trabajo de pintura durará más y tendrá mejor apariencia.
Advertencia: en casi todas las pinturas nuevas se usan substancias tóxicas, de modo que no es recomendable que rocíe estos productos por su cuenta.

34 Reparaciones de vinilo

El cubretablero de vinilo de un automóvil puede ser reparado con eficiencia, y la forma más apropiada consiste en adquirir un juego económico especialmente preparado para reparar este material, y dedicarle el tiempo apropiado para que la reparación sea casi invisible.
Además de incluir la pasta especial reparadora de vinilo, el juego también viene con tintes, de manera que se pueda igualar el color de los asientos o del cubretablero, y con papeles que tienen texturas, para ayudarle a igualar el patrón del vinilo. Adicionalmente, los juegos de reparación especiales para los cubre tableros tienen rellenos (como los rellenos para la carrocería), de manera tal que pueda cubrir ranuras y hundimientos pequeños hasta que queden al ras con las áreas circundantes.
Con el juego de reparar vinilo realizará una reparación casi invisible en un asiento o cubretableros.
Con el juego de reparar vinilo realizará una reparación casi invisible en un asiento o cubretableros. Con el juego de reparar vinilo realizará una reparación casi invisible en un asiento o cubretableros.
Con el juego de reparar vinilo realizará una reparación casi invisible en un asiento o cubretableros.
Pero, antes de iniciar la reparación de un asiento o de un cubretablero, primero asegúrese de que el material plástico que va a reparar es efectivamente vinilo y compatible con la pasta de reparación. De manera que es recomendable que tome una pequeñísima muestra del material en un área oculta a la vista (usando un pedazo de alambre, calentado al rojo vivo, podría tomar esa pequeña muestra insertando el alambre caliente en el material). Acérquele a la muestra una pequeña llama. Si la llama brevemente arde con un color verde brillante,
se trata de vinilo.
Seguidamente, limpie bien alrededor del área que va a reparar para eliminar cualquier vestigio de polvo, y, los residuos de una película grasienta o pulimento. En un asiento, antes de iniciar el trabajo proceda a repasar cualquier costura que esté zafada. Si el daño en un asiento es una rasgadura de más de 2,54cm (1 ") de largo, tenga presente que tendrá que ponerle un respaldo a la misma con un parche de vinilo que se suple en el propio juego. Mantenga el parche en su sitio colocando un poco de la pasta de reparación al área circundante a la rasgadura, pero por el dorso del material.
Un hundimiento en el cubretablero debe ser rellenado. En ambos casos, use poca cantidad en lugar de mucha pasta reparadora. Si empleara demasiada cantidad de pasta, ésta se correría, arruinando la apariencia del acabado. y tenga presente que, cuando esté rellenando un hundimiento en el cubretablero, deberá efectuar dos o tres aplicaciones de relleno, dejando que entre las mismas y hasta que la pasta se cure.
A continuación, mezcle los tintes para igualar el color. Este es un paso muy importante, pues la calidad del trabajo terminado dependerá de que el color haya sido perfectamente igualado. Así que tómese para ello el tiempo necesario y trabaje empleando dosis pequeñas. La pasta de reparación no se curará hasta que no la caliente, de manera que no es necesario trabajar con prisa. No olvide que la calidad del trabajo terminado dependerá del buen sentido que tenga de los colores y de la paciencia. Revise los colores bajo una luz amarilla (bombilla incandescente) y fluroscente para que iguale exactamente el color.
Luego de haber igualado lo más exactamente posible el color del asiento o del cubretablero, será necesario que iguale el patrón de la textura con las hojas de papel que vienen en el juego. Con toda seguridad uno de los numerosos patrones de textura suministrados deberá igualar bastante el vinilo, si no es igual. Sin embargo, si no está satisfecho con las texturas suministradas en el juego, puede adquirir otro tipo de juego que le permite hacer un molde de la textura del vinilo de su automóvil. Esos juegos comúnmente son vendidos para la reparación de los techos de vinilo de los autos, y los mismos le permiten duplicar perfectamente la textura de cualquier material.
Una vez que tenga la hoja con la textura correcta, colóquela sobre el área dañada con la superficie de la textura hacia abajo, y ligeramente dibuje un círculo sobre el dorso de la hoja de papel alrededor del área dañada. A continuación, retire el papel con la textura y aplique la mezcla de reparación sobre el área dañada. Nuevamente, no pierda de vista que un exceso de pasta causará resultados con una mala apariencia, de forma que aplique poca cantidad, usando la espátula que viene en el juego. Ahora, proceda a colocar el papel con el lado de la textura hacia abajo sobre la pasta aplicada en el área dañada, de modo que el círculo dibujado la cubra. Por último, será necesario que cure la pasta utilizando calor y aplicando una presión moderada.
La forma más fácil de aplicar el calor necesario es con la plancha eléctrica con el extremo plano que se incluye en los juegos ligeramente más caros. Los juegos económicos suministran una herramienta similar con el extremo plano, que debe ser calentada colocándola sobre una plancha de ropa de uso doméstico durante unos cuantos minutos. En vista de que la calidad de la reparación depende de cómo la pasta es curada, vale la pena adquirir el juego con la herramienta eléctrica especial. Sostenga la herramienta contra la reparación aplicándola sobre el dorso del papel con la textura.
Por último, despegue el papel con la textura y examine la reparación hecha. Si el papel no se despega limpiamente, es que todavía la reparación no está bien curada (vuelva a aplicarle calor).
   
35 Renovación de los asientos

Naturalmente, aunque estos parches son muy efectivos en los asientos de vinilo, no son apropiados para los asientos tapizados con material textil. Aunque un asiento en muy mal estado puede ser mejorado con los forros que ya venden hechos, que casi no tienen forma y vienen en un sólo tamaño para utilizarlos en todos los modelos automóviles, en un auto mejor conservado se deben instalar forros con forma y que se adapten a los asientos.
Estas cubiertas están disponibles en diferentes estilos y colores. Naturalmente, si desea cambiar el diseño o el color, tendrá que recubrir todos los asientos, ya sea que los mismos estén rotos o no. Estas cubiertas vienen en dos piezas, para ajustarlas independientemente a los cojines de los asientos y para los respaldos. Como es natural, para instalar estas cubiertas es necesario desmontar los asientos.
Para desmontar los asientos delanteros, zafe los pernos que aseguran el raíl del asiento al piso del automóvil. Entonces voltee el asiento y zafe los pernos que fijan el asiento al raíl. Los asientos traseros están sostenidos bien por pasadores de resorte o pernos, o una combinación de ambos. De manera que proceda a destornillar cualquier perno que fije el cojín del asiento al piso del auto y alce el cojín por el borde delantero, entonces saque el cojín del asiento. Cuando haya quitado el asiento, podrá ver cualquier perno o pasador que sostenga en su sitio al respaldo trasero.
Estire la nueva cubierta sobre el cojín del asiento, halando los bordes de la cubierta sobre los bordes del cojín. La cubierta es sostenida apretadamente en su jugar por medio de unos pasadores pequeños de anillo de puntas dobles (comúnmente conocido como anillo en "C").
La colocación de la cubierta se realiza de la manera siguiente: se inserta una punta del anillo a través de la nueva cubierta, en su borde. La otra punta bien puede ir a través del borde de la vieja cubierta del asiento (si la misma se encuentra bien asegurada) o a través del propio cojín del asiento o posiblemente alrededor del muelle de alambre del cojín del asiento. Entonces, con un alicate presione el anillo para que se cierre (hay pinzas especiales para presionar los anillos en "C"). Instale otro anillo a corta distancia del primero y siga trabajando alrededor del cojín del asiento. No bloquee los agujeros de montaje del cojín del asiento.
Los respaldos de los asientos, excepto en los autos con respaldos de tipo flexionable, se cubren igual que los cojines de asiento. Los respaldos de los asientos delanteros y los traseros flexionables, tienen el dorso cubierto. Las cubiertas para esos respaldos se deslizan apretadamente sobre el respaldo y se mantienen en su lugar en el borde inferior. Sin embargo, algunos respaldos flexionables tienen una cubierta separada (típicamente una extensión de una cubierta del área del baúl), la que está fija con tornillos y franjas de acabado. Desmonte el respaldo de los asientos, póngale la nueva cubierta y reinstálelos.
Si el único daño en un asiento tapizado es una costura que está zafada, podrá volver a repasarla. Además de necesitar hilo fuerte de tapicería del color correcto, también necesitará una aguja especial de tapicero de forma curvada. La aguja curvada puede ser insertada y enseguida vuelta a sacar de la tela del asiento, sin que se haga necesario desmontar la cubierta del cojín. Antes de repasar una costura, inserte algún material de respaldo debajo del tapiz (por la propia abertura de la costura abierta), y cósalo también para reducir la tensión sobre esa costura que ya se abrió y para evitar que se zafe la nueva costura.
   
36 Restauración del cuero

Además de impartirle su único y lujoso aroma al interior de un auto, los asientos y los paneles de las puertas forrados de cuero soportan toda clase de abusos durante varios años. Desafortunadamente, este material requiere de cuidados y de un mantenimiento regular, así que cuando la tapicería de cuero está malamente cuarteada o rajada, la única restauración efectiva es la substitución.
Como es preferible mantener, que tener que reparar una tapicería de cuero, veamos cómo se le puede conservar. Una de las maneras básicas de extender la vida útil del cuero consiste en periódicamente lavarlo empleando una solución suave de jabón y agua tibia. Los arañazos pequeños y grietas en el cuero pueden ser tratados con un pulimento de cuero del mismo color.
También se puede reparar un pequeño desgarro de una costura cosiendo de nuevo la misma. Como se explicó anteriormente, por la propia abertura inserte un material por el dorso (como respaldo puede usar cuero o vinilo) que le proporcione más fortaleza a la reparación. Cuando repase la costura, inserte también la aguja en el material de respaldo para reducir la tensión sobre la tapicería de cuero. Utilice hilo fuerte y la aguja curvada especial de tapicero para repasar la costura.
Para reparar pequeños desgarros y cortaduras en la superficie del cuero, puede pegar de nuevo los bordes. Use para esto un pegamento flexible resistente al agua (como cemento de contacto). En abundancia aplique el cemento por el dorso de la cortadura y, luego de unir los bordes, proceda a aplicar un poco de presión sobre la reparación. Limpie enseguida cualquier pegamento sobrante que aparezca por el frente del cuero.

Use la vieja alfomra desgastada como plantilla para cortar la nueva. Tomando pedazos ocultos a la vista, podrá hacer las reparaciones menores.
37 Renovación de las alfombras

Aunque es cierto que las alfombras de un automóvil no son pisadas en toda su superficie como las alfombras domésticas, sí se ven expuestas a un intenso abuso en áreas pequeñas. Cada vez que se conduce el vehículo, se descansa el pie en el mismo sitio (lo suficiente como para hacer un hueco en la alfombra) y lo mísmo sucede cuando los pasajeros viajan en el vehículo.
Si la alfombra de un automóvil todavía se encuentra en buen estado (la pelusa de la misma todavía no se ha desgastado), simple y eficientemente puede reparar las pequeñas áreas que se encuentren desgastadas.
Para proceder, comience por recortar a el área a todo alrededor de ese pequeño pedazo dañado. Corte un pedazo de alfombra de una sección que se encuentre oculta a la vista (de un borde que esté debajo de los asientos). Recorte el pedazo nuevo al mismo tamaño y forma del recorte hecho. Con cemento de contacto adhiera un pedazo de cañamazo u otro material textil resistente (como respaldo) al dorso de la alfombra, por debajo del hueco. Seguidamente, use un cemento fuerte resistente al agua y adhiera el parche sobre el cañamazo para llenar la abertura.
Los daños más pequeños (como los dejados por quemaduras de cigarrillos) pueden ser reparados más fácilmente, recortando de un sitio oculto a la vista un haz de fibras y adhiriéndolo directamente al punto quemado.
Use la vieja alfomra desgastada como plantilla para cortar la nueva. Tomando pedazos ocultos a la vista, podrá hacer las reparaciones menores.
Primeramente, desde luego, deberá recortar convenientemente las fibras con unas tijeras o navaja.
Si las alfombras están malamente dañadas, entonces reemplácelas. Aunque se pueden comprar alfombras ya cortadas a las medidas del modelo del auto, también se puede comprar alfombra de automóvil en rollo y recortarla por su cuenta a la medida. Desmonte las viejas alfombras y colóquelas sobre la nueva alfombra desenrollada. Use objetos pesados para mantener la alfombra plana, mientras traza el contorno de la alfombra original sobre la nueva (puede hacerlo con una tiza o con cinta adhesiva fina). Emplee una navaja bien afilada para cortar la nueva alfombra. Al usar la alfombra vieja como plantilla, asegúrese de trazar todos los contornos, hasta los más pequeños, como es; por ejemplo, alrededor de los pedales, de los cambios de velocidades y del freno de mano.
   
Usando una económica herramienta le permite quitar con gran facilidad el pasador de seguridad.
38 Manijas y maniguetas

Además de que se hace difícil y en ocasiones hasta imposible abrir una ventanilla o una puerta, una manija o una manigueta que esté rota contribuye a que el interior de un vehículo se vea abandonado. Las manijas y maniguetas de repuesto se pueden obtener en una tienda de piezas de repuesto o en la propia agencia.
Las manijas de las puertas y las maniguetas para subir y bajar los vidrios de las ventanillas están aseguradas en su sitio por medio de unos tornillos que justamente pasan a través del centro de la maza de la agarradera de la manija o de la manigueta, o por medio de unos pasadores colocados en la parte posterior de la maza.
Usando una económica herramienta le permite quitar con gran facilidad el pasador de seguridad.
Revise el centro de la maza (deberá haber un tornillo con cabeza Phillips, Torx o Allen), posiblemente cubierto por una pieza decorativa. Desmonte el tornillo usando la herramienta apropiada ya continuación proceda a halar la agarradera en línea recta para que se deslice de las estrías.
Si no encuentra tornillos de montaje, entonces habrá un pasador en la parte trasera de la manigueta o manija. La forma más simple de desmontar el pasador es con una herramienta especial y económica que ha sido diseñada para ese propósito. Deslice la herramienta por detrás del brazo de la manigueta o manija, y presione con delicadeza. La propia forma de la herramienta hará que el pasador se salga de la ranura que lo asegura.
Siempre es recomendable comprar un paquete de pasadores de repuesto cuando se adquiera la herramienta y la manija y manigueta de repuesto.
Para reinstalar una agarradera que está montada con tornillos, presiónela en línea recta dentro del eje ranurado. Reinstale el tornillo y apriételo hasta que quede firme, pero sin excederse. Para reinstalar una agarradera que se encuentre asegurada por medio de un pasador, primeramente inserte el pasador en su ranura de retención en la parte trasera de la agarradera. Entonces, simplemente cuanto se requiere consiste en presionar la agarradera con firmeza dentro del eje ranurado.
   
39 Substitución de los pedales

Cada vez que el conductor coloca el pie sobre el pedal del acelerador, del freno o del embrague, se desgasta un poco la cubierta de caucho del mismo. Y en un vehículo con transmisión automática el pedal que más se desgasta es el del freno. Con el uso y transcurso del tiempo, el desgaste puede llegar a atravesar la cubierta.
Para desmontar la cubierta vieja del pedal del freno o del embrague, haga palanca sobre el reborde de caucho que está en la parte inferior de la cubierta del pedal. Luego deslice la nueva cubierta, y encaje el reborde de ésta a todo alrededor.
El pedal del acelerador está sostenido por la articulación del estrangulador con pasadores colocados en la parte inferior del pedal, o el mismo está abisagrado al piso del auto y asegurado por tornillos de montaje.

Con un juego de reparación se puede volver a pulir un parabrisas con unas ligeras astilladuras.
40 Restauración del vidrio

Antes de que determine que una pieza de vidrio (desde la de una ventanilla de ventilación hasta el parabrisas delantero o la ventanilla trasera) está tan maltratada por el clima y los arañazos que debe ser reemplazada, límpiela totalmente por adentro y por afuera. Use un buen limpiador de cristales y papel periódico para eliminar del vidrio el tizne, la suciedad y el polvo grasiento. Para eliminar cualquier residuo rebelde ( como el dejado por el humo del cigarrillo) limpie totalmente el vidrio con un limpiador abrasivo suave y agua.
Con un juego de reparación se puede volver a pulir un parabrisas con unas ligeras astilladuras.
Si hay arañazos pequeños en el vidrio, trate de suavizarlos frotándolos con un dentífrico y un paño limpio. O, si hubiese muchos arañazos pequeños, producidos por viajar durante mucho tiempo por parajes donde la arena es soplada con fuerza por el viento, tal vez pudiera eliminarlos empleando un juego de pulimento especialmente formulado para cristales. En el juego se incluye un polvo pulidor que se mezcla con agua y un disco forrado con fieltro que se acopla a un taladro portátil, que se utiliza para aplicar y hacer trabajar el compuesto sobre la superficie del vidrio.
Las astilladuras pequeñas pueden ser reparadas utilizando otro económico juego. Coloque la copa de succión (sostenida por una guía que la mantiene en posición) sobre la astilladura instale el tornillo de presión en la guía y por último instale la mitad exterior del inyector de la mezcla en la guía, sobre la astilladura que va a reparar. Entonces mezcle la resina de reparación y su endurecedor, y luego vierta la mezcla dentro del inyector. Presione la mezcla dentro de la astilladura, valiéndose del émbolo que se desliza dentro del inyector.
   
Un viejo volante de dirección puede ser reemplazado con una nueva versión deportiva
41 Substitución del volante direccional

Se puede substituir con facilidad un viejo volante direccional por uno nuevo, que puede comprar en la agencia o a un fabricante de piezas especiales.
Antes de desmontar el viejo volante, alinee las ruedas delanteras de manera que queden derechas, y pueda instalar apropiadamente el nuevo volante. Desmonte la parte central del volante o cualquier acojinamiento en el que puede estar integrado el operador del claxon. Esto usualmente requiere que se zafen los tornillos de la parte trasera de los rayos del volante.
Un viejo volante de dirección puede ser reemplazado con una nueva versión deportiva
Haciendo palanca retire el acojinamiento. A medida que alce el acojinamiento, revise si el operador del claxon es una parte integral del conjunto. Si lo fuera, entonces hale el cable del claxon hacia afuera por la parte trasera del acojinamiento.
Firmemente sostenga el volante para que no gire, mientras zafa la tuerca. Una vez que haya quitado la tuerca, verá dos agujeros roscados en la maza central del volante. Para desmontar el volante, se requiere una herramienta especial, conocida como extractor de volantes. Atornille dos pernos largos en esos agujeros roscados (los que deben pasar a través del extractor del volante). Atornille el perno central hacia adentro, de manera que presione contra la parte superior de la columna de dirección (siempre asegurándose de que durante el proceso no vaya a girar el volante). Use el extractor para sacar el volante de la columna.
Ahora fije con pernos el nuevo volante a la maza del adaptador. Inserte el cable del claxon hasta el botón o anillo operador, a través de la abertura de la maza. Alinee las ranuras de la maza del adaptador con las correspondientes de la columna de dirección, mientras pone en posición el nuevo volante en dirección recta hacia el frente. Presione hacia abajo el volante en el eje de la dirección. Instale la tuerca de montaje y apriétela hasta que la maza se asiente. Ajuste debidamente la tuerca. Conecte el cable al claxon del nuevo volante, e instale cualquier tipo de terminación.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 44 - Diciembre 1991 - Número 12



Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus