RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Febrero de 1981
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Reaparece el sidecar
Por Steven Parker
El Sidecar de hoy ya no es el triciclo de excéntricos, ahora se ha convertido en una alternativa del automóvil
Esta motocicleta FLH Classic de la Harley Davison, equipada con un sidecar, cuenta US$8000 en los Estados Unidos. El sidecar tiene un acabado que armoniza perfectamente con la elegante motocicleta, cuyo motor de 80 pulgadas cúbicas (1,311 lit) permite que dos personas realicen viajes largos Sicedar flexible (foto superior) que permanece en posición paralela con la motocicleta cuando el conductor se inclina para efectuar un viraje, Los sidecars ya no son para motocicletas grandes solamente; hasta las pequeñas motocicletas como la Vespa (arriba) puede acoplarse a uno de los nuevos sidecars de peso liviano que hay ahora en el mercado. Dependiendo de la aplicación en particular del sidecar, su precio puede variar desde $600 hasta $2000 dólares. Los sidecar no se hallan limitados al transporte de personas. Este modelo puede transportar una motoneta y varias bicicletas. (arriba-derecha)
Esta motocicleta FLH Classic de la Harley Davison, equipada con un sidecar, cuenta US$8000 en los Estados Unidos. El sidecar tiene un acabado que armoniza perfectamente con la elegante motocicleta, cuyo motor de 80 pulgadas cúbicas (1,311 lit) permite que dos personas realicen viajes largos Sicedar flexible (foto superior) que permanece en posición paralela con la motocicleta cuando el conductor se inclina para efectuar un viraje, Los sidecars ya no son para motocicletas grandes solamente; hasta las pequeñas motocicletas como la Vespa (arriba) puede acoplarse a uno de los nuevos sidecars de peso liviano que hay ahora en el mercado. Dependiendo de la aplicación en particular del sidecar, su precio puede variar desde $600 hasta $2000 dólares. Los sidecar no se hallan limitados al transporte de personas. Este modelo puede transportar una motoneta y varias bicicletas. (arriba-derecha)
¿Cuál es el vehículo para dos personas que puede alcanzar una velocidad de más de 100 mph (161 kph) y que casi puede conseguir un desarrollo de 40 millas por galón (16.93 pkl)? Si cree usted que en el último auto deportivo que ha aparecido, está muy equivocado El vehículo que se adapta a esta descripción es una motocicleta que lleva fijado un sidecar.
Los sidecars, que están aumentando de popularidad a través del mundo entero como solución para el problema de la escasez de combustible, se están transformando en un espectáculo común en las calles de las ciudades y en las grandes autopistas. Como los precios de la gasolina están aumentando y los de los sidecars están bajando, esos pequeños apéndices de una sola rueda de nuevo se están convirtiendo en una alternativa adecuada para e1 automóvil de tamaño pequeño.
Los sidecars se desarrollaron originalmente durante la Primera Guerra Mundial para el transporte rápido de mensajeros a través de casi cualquier tipo de terreno Se alcanzó el desarrollo tecnológico máximo del sidecar después, durante la Segunda Guerra Mundial, al aparecer el sidecar alemán BMW Este vehículo llevaba un motor de dos cilindros opuestos con un desplazamiento de 600 cc, casi idéntico al que se emplea en los autos BMW de la actualidad, y contaba con un eje de mando, en vez de una cadena, como medio de propulsión de la rueda trasera.
La característica más singular de estos vehículos creados por los nazis era un eje que conectaba la rueda trasera de la motocicleta a la rueda del sidecar. En esencia, era un vehículo de tres ruedas, pero con tracción en dos ruedas. Esto le proporcionaba a la combinación de motocicleta y sidecar una gran adaptabilidad y la capacidad para subir por pendientes como si fuera una cabra montés Aunque estas máquinas fueron concebidas originalmente como vehículos de patrullaje y para el transporte de pasajeros, el Afrika Corps alemán no tardó en descubrir que también podrán utilizarse como plataformas para ametralladoras con que atacar a tropas enemigas y convoyes de camiones.
La capacidad del sidecar de la BMW para correr con rapidez indujo al Ejército de los Estados Unidos a construir vehículos similares Las autoridades colocaron un pedido de 1.000 sidecars en la Harley Davidson y la Indian Motorcycle Co. Cada firma construyó 500 vehículos concebidos para las difíciles condiciones que imperan en el desierto del Africa del Norte, utilizando el mismo diseño que el BMW. Los sidecars Harley superaron al BMW debido a tener un embrague capaz de conectar y desconectar el eje trasero.
Cuando se diseñaron y construyeron los sidecars, sin embargo, la guerra casi habla terminado y aquéllos nunca fueron entregados. Permanecieron por anos enteros en varios depósitos ya la larga se vendieron como material excedente de guerra al público en general. Como es de suponer, estos antiguos sidecars cuestan ahora una pequeña fortuna como artículos de colección. En una ocasión podían comprarse por casi nada.
La mayoría de los sidecars que se vendieron en los Estados Unidos después de la guerra eran modelos importados de Europa. Nunca hubo una demanda lo suficientemente grande para justificar una industria norteamericana de sidecars. Además, la mayoría de los dueños de motocicletas norteamericanos de gran cilindrada consideraban que el sidecar era un estorbo, ya que no les permitía desarrollar altas velocidades. En Europa, por otra parte, los sidecars fueron considerados como un medio de transporte familiar, igual que el automóvil.
Con el auge de la motocicleta en la década de 1960 y a principios de la década de 1970 en los Estados Unidos, sin embargo, cientos de miles de norteamericanos se encontraron súbitamente manejando motocicletas dotadas de motores con un desplazamiento mayor de 500 cc, y estaban utilizando estas motocicletas no sólo para pasear por zigzagueantes caminos vecinales durante los fines de semana, sino también como medios de transporte para ir al trabajo y hacer mandados. Cuando se produjo la escasez de gasolina, el público norteamericano comenzó a considerar también a la motocicleta como un medio de transporte y no sólo de diversión, por lo que el sidecar finalmente se convirtió en un legítimo medio de transporte de artículos y de gente, en sustitución del automóvil.

Modelo rígido y flexible
En la actualidad, hay tres tipos principales de sidecars que pueden fijarse fácilmente a cualquier motocicleta de tamaño mediano a grande. El sidecar rígido carece de un sistema de suspensión y es el tipo más sencillo que existe. Se usan los modelos rígidos principalmente para celebrar carreras, pero algunos puristas todavía prefieren la marcha relativamente abrupta que ofrecen estas unidades. El tipo de sidecar más popular es el que utiliza uno o más sistemas de amortiguación de impactos, los cuales se instalan en el sidecar en sí para que éste no salte tanto sobre resaltos en el camino, proporcionando una marcha agradable, comparable en comodidad ala de un auto deportivo de tamaño pequeño.
El tercer tipo, que es el más exótico de todos, es el sidecar flexible. Sólo hay unas cuantas compañías que actualmente están produciendo estos modelos que son, sin duda, los más celebrados de todos.
Aunque los sidecars rígidos y con amortiguadores permanecen en posición vertical a un ángulo de 90° con respecto al suelo cuando la motocicleta vira, los modelos flexibles se inclinan al mismo ángulo que la motocicleta. Los sidecars flexibles tienen amortiguadores de impactos internos y pueden llevar niveladores de carga que se controlan desde la motocicleta.
Las carreras fuera de carretera en un sidecar requieren bastante pericia y una gran fortaleza física
El sub-bastidor para un sidecar Vespa se fija con pernos a la motoneta, en vez de soldarse (izquierda). Luego el sidecar se fija con pernos al bastidor. Note la gaza de acero en la parte delantera, a fin de proteger contra impactos. El centro vital del mecanismo de un sidecar de tipo flexible es el tubo deslizante cargado a resorte (der.) Permote que el sidecar se incline con la motocicleta
Las carreras fuera de carretera en un sidecar requieren bastante pericia y una gran fortaleza física (arriba). El sub-bastidor para un sidecar Vespa se fija con pernos a la motoneta, en vez de soldarse (izquierda). Luego el sidecar se fija con pernos al bastidor. Note la gaza de acero en la parte delantera, a fin de proteger contra impactos. El centro vital del mecanismo de un sidecar de tipo flexible es el tubo deslizante cargado a resorte (der.) Permote que el sidecar se incline con la motocicleta
   
Los precios de los sidecars varían de menos de 600 dólares para el modelo de bastidor rígido más sencillo hasta más de 2.000 dólares para los modelos más exóticos y totalmente equipados de tipo flexible, incluyendo una capota convertible, un freno en la rueda del sidecar y luces de advertencia para los frenos y los virajes. Sin embargo, actualmente no hay sidecars que tengan un eje trasero como el de los viejos modelos de la Segunda Guerra Mundial. El peso de un sidecar de fibra de vidrio convencional es de alrededor de 200 libras (90, 7 kg) y la mayoría de los sidecars pueden instalarse en más o menos cuatro horas, empleando sencillas herramientas que hay en cualquier garaje.

Instalación de un sidecar
La forma en que se instala un sidecar influye notablemente sobre lo que usted puede disfrutar de su vehículo. Los sidecars pueden alterar por completo la geometría de manejo de las motocicletas, aunque pueden tomarse ciertas medidas para compensar estos cambios.
Puede uno dominar la mayoría de las peculiaridades de una motocicleta equipada con un sidecar con facilidad, mediante un poco de práctica y con un cambio en el estilo de manejo. Por ejemplo, una motocicleta equipada con un sidecar muestra una tendencia a desplazarse a la derecha al acelerar y hacia la izquierda al desacelerar.
(Los sidecars siempre se fijan aliado derecho de una motocicleta). Los vehículos de tres ruedas también se agitan a bajas velocidades (particularmente el modelo llamado Honda Gold Wing). Estos problemas a menudo se pueden solucionar sometiendo la motocicleta a algunos cambios. El fabricante de su sidecar puede recomendar las modificaciones que debe usted efectuar. Por lo general basta una ligera extensión de las horquillas delanteras y la instalación de amortiguadores de impactos de servicio pesado en el extremo trasero para eliminar muchas de las dificultades de manejo.
La instalación es sencilla en la mayor parte de los casos. La mayoría de los sidecars tiene por lo menos cuatro soportes entre ellos y la motocicleta. Los dos soportes superiores se instalan a la altura mayor posible en el bastidor de la motocicleta y las dos inferiores a la altura más baja posible. Estos soportes siempre se fijan con pernos; nunca se sueltan. Los fabricantes de sidecars aconsejan no fijar nunca un sidecar al brazo oscilante o al amortiguador de impactos de una motocicleta.
En algunos sidecars de tipo flexible se utilizan conjuntos de tubos y rodillos en la porción trasera del sidecar, pero estas unidades también se fijan fácilmente con pernos al bastidor de la motocicleta. Por lo general sólo basta usar pernos y efectuar algunos arreglos eléctricos menores para conectar por completo un sidecar a una motocicleta de gran potencia.
En el caso de las unidades flexibles, tal vez sea necesario efectuar ajustes ligeros de la manguera de aire para completar el mecanismo ajustable de los amortiguadores de aire. Pero en la mayoría de los sidecars, la instalación tarda apenas una cuantas horas. y también puede usted desmontar un sidecar en cuestión de minutos. Las modificaciones que se recomiendan para la motocicleta en sí a menudo incluyen la instalación de tapas de aire en las horquillas delanteras y nuevos amortiguadores traseros (si la motocicleta ya lleva un recorrido de varios miles de kilómetros). Anteriormente, los bastidores de sidecars de tipo muy rígido necesitaban un reforzamiento del bastidor de la motocicleta, soldando esquineros en las juntas. Pero esto ya no es necesario, debido a la alta resistencia y la óptima calidad de los chasis de las motocicletas modernas.

Diferente técnica de manejo
El manejo de una motocicleta con sidecar es totalmente diferente al manejo de una motocicleta por sí sola. Excepto por los pocos modelos flexibles que hay, los sidecars se construyen para permanecer aun ángulo de 90° con respecto el suelo. Esto significa que el motociclista experimentado, acostumbrado a inclinar su vehículo al efectuar virajes, en vez de hacer girar los manubrios, se lleva una gran sorpresa al conducir el sidecar por primera vez.
El sidecar debe virar, y esto requiere un esfuerzo mucho mayor de lo que podría uno esperar. Sin embargo, el sidecar proporciona una gran sensación de seguridad, debido principalmente al hecho de que la máquina no se puede volcar. Pero esta sensación de seguridad puede desaparecer cuando inclina uno todo el peso de su cuerpo y no obtiene ninguna reacción del vehículo de tres ruedas.
Es importante recordar que un sidecar avanza hacia donde lo apunta uno, pero hay que apuntarlo para obtener una reacción. No puede uno inclinarlo. Después de una media hora de práctica, aproximadamente, comenzará a dominar el manejo del vehículo, y el sidecar se convertirá en un vehículo tan divertido como cualquier pequeño automóvil deportivo. Es tan ágil como uno de estos vehículos y reacciona con más rapidez que un automóvil en la mayoría de las circunstancias. Como gran parte de las motocicletas modernas de gran tamaño que hay ahora vienen equipadas con frenos de disco, el enfrenamiento de un sidecar requiere más cuidado y tiempo que el de una motocicleta por sí sola.
Una vez que se acostumbre usted a manejar el sidecar, comenzará a apreciar los factores de seguridad que ofrece un vehículo semejante. No puede usted volcarse, a no ser que cometa alguna locura, y puede usted avanzar sobre cualquier tipo de terreno, incluyendo arena., tierra suelta y hasta hielo y nieve, con un margen mayor de seguridad.

Rápida recuperación
Los sidecars muestran una rápida recuperación al sufrir un accidente, y le permiten mantener un control mayor del vehículo que cuando se maneja una motocicleta por sí sola. Los sidecars también son mucho más visibles a los conductores de automóviles, por lo que ofrecen una mayor seguridad en la carretera.
Antes de que salga corriendo a comprar un sidecar, hay varias cosas que debe usted tomar en cuenta. Ante todo, un sidecar fijado a su motocicleta posiblemente anule la garantía que se ofrece a esta última. La mayoría de los fabricantes de motocicletas no recomiendan ningún tipo de sidecar en especial para usarse en sus vehículos y anulan las garantías que ofrecen cuando se fijan sidecars a sus motocicletas.
El único fabricante de motocicletas que ofrece un conjunto de motocicleta y sidecar en la actualidad es la Harley Davidson. Su modelo Classic Sidecar es el Cadillac de los sidecars y el conjunto se vende por alrededor de 8.000 dólares.
Si piensa usted comprar un sidecar, asegúrese de que ofrezca cierta protección contra los impactos. Esta protección puede consistir en un tubo de acero alrededor del frente y el costado del sidecar. Asegúrese de que existan monturas para las luces de los frenos y las señales de viraje.
Por último, no sobrecargue una motocicleta de pequeño desplazamiento con un sidecar de tamaño grande. Obtenga uno que se adapte al tamaño de su motocicleta. Es muy difícil maniobrar una motocicleta que lleva un sidecar inapropiado, por lo que su manejo será problemático.
Puede Obtenerse información sobre los sidecars, escribiendo a: United Sidecar Assn., 1621 Palomino Lane, Kingwood, TX 77339, Estados Unidos.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 34 - Febrero 1981 - Número 2


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus