RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Marzo de 1993
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - por Ignacio A. Ortiz Bello
Novedades 93
por Ignacio A. Ortiz Bello
Filatelia - Novedades 93Durante tantos años los filatelistas americanos se quejaron de lo feo y monótono que resultaban sus sellos, de la falta de interés y atracción que tenían los sellos por sus motivos, que alguien "paró la oreja" y no tan sólo escuchó los comentarios de los filatelistas, sino que se le ha ido la mano en complacerlos, y no está lejano el día en que los coleccionistas nuevamente pongan el grito en el cielo, pero esta vez será para pedir que paren esa abundante cornucopia, que si bien es una gran fuente de ingresos para el Servicio Postal de los Estados Unidos, no es menos cierto que está significando un gasto bastante elevado para los que coleccionan sellos.
Hemos tenido el privilegio de ver los sellos proyectados para emitirse durante todo este año 1993; no podemos vetar o criticar ninguna de las emisiones y, todo lo contrario, nos hemos convertido en fanáticos defensores de las nuevas emisiones postales de los Estados Unidos; somos constantes propulsores y admiradores de los sellos tan atractivos que se están emitiendo por esa nación, pero el brillo de lo hermoso no puede cegar nuestra inteligencia. Es mucho, no hay bolsillo que resista esto, se hace cada día más difícil para un comerciante mantener un buen "stock" o existencia de todo lo que va saliendo. Los filatelistas con un recurso económico limitado se las están viendo difícil, y los que coleccionan sellos de Estados Unidos en países donde la moneda va en caída, devaluándose, están parando de comprar las novedades de años recientes, por ser muchas y muy caras.
Cuando se nos envió el programa filatélico para el año 1992 casi que tuvimos que llamar a un médico. Pero bueno, al fin y al cabo se trataba del año 1992, del V Centenario del Descubrimiento, de Cristóbal Colón y de mil excusas y justificaciones para la "avalancha" filatélica, que junto al Huracán Andrés casi acaba con quienes vivimos en el Sur de la Florida. Y esa hoja de 50 sellos con flores, esas hojitas filatélicas o de recuerdo a Colón en que se reproduce la serie emitida en 1893, esos sellos olímpicos, espaciales, de minerales, animales, artistas, guerras, planetas, aves, banderas, béisbol y otros, dejó a los filatelistas con un tremendo hueco en el bolsillo.
Y ahora el 1993, lleno de más artistas, "Elvis en primer lugar", de flores, novelas infantiles, caballos, boxeo, temas espaciales, de guerra, circo, películas, y el justificado y merecido sello ala Cenicienta convertida en princesa y querida por todos: Grace Kelly.
Como el año anterior dio negocio el emitir varios sellos de Navidad, y hay muchos coleccionistas de esta temática, nuevamente este año aparecerán más de uno o dos sellos para tal ocasión y por lo pronto se ha anunciado que los sellos no religiosos se emitirán en bloque de cuatro sellos diferentes "se-tenant". Tan pronto se den cuenta de que el tema "Religión" es muy coleccionado, no nos extrañaría que veamos hojas de 50 sellos con 50 motivos religiosos diferentes.
Eso sí, entre críticas y alabanzas, para que parezca que somos imparciales en nuestro juicio, no podemos negar que los sellos de Estados Unidos son muy bonitos, están muy bien confeccionados, con temáticas muy populares y atractivas y, por qué no, los están comercializando con mucha inteligencia desde la Philatelic Sales Division, U.S. Postal Service, P .O. Box 449997, Kansas City , Misuri, 64144, Estados Unidos.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 46 - Marzo 1993 - Número 3

Leida : 5258 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus