RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (9)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Abril de 1994
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia C.T.O. por Ignacio A. Ortiz Bello
Filatelia C.T.O. por Ignacio A. Ortiz BelloParece que nuestro mundillo de la Filatelia no puede estar tranquilo por mucho tiempo, que la paloma blanca de la paz no gusta de posar por mucho tiempo sobre la cabeza de los que coleccionamos sellos y, pese a que constantemente hay reuniones, grupos de trabajo, comités y otros nombres que harían interminable este párrafo de ilustres filatelistas esforzados por arreglarlo todo, si no hubiera nada malo, ellos no tendrían nada que hacer, la realidad es que salimos de una para entrar en otra.

       Yo creía que ya se habían olvidado de los sellos C.T.O. y que no es otra cosa que los sellos Cancelados a la Orden, relajo muy común entre los países de la ex órbita comunista, tratando de hacer buenos negocios con la anuencia de las autoridades postales internacionales, obedeciendo las reglas por un lado mientras las burlaban por el otro imprimiendo cantidades extras de sellos, previamente cancelados, para ser introducidos en el mercado filatélico como sellos usados a un valor tan bajo que poco a poco fueron aceptados e incorporados a las colecciones de gente muy seria y comerciantes honorables.

       Pero de nuevo hay campañas contra los sellos C. T .O. y las emisiones incontroladas de algunos países, campañas en las que vemos cómo son más los que se omiten, que los que se han condenado.

       Recuerdo que algo muy similar pasó con los sellos de Disney, con lo prolíferas que se tornaron algunas islitas en ratones, patos, perros, cerdos y otros caracteres idealizados por el genio de Disney, y que hicieron por un tiempo "poner el grito en el cielo" a los puritanos de la Filatelia, hasta que inesperadamente y sin que nadie los esperara estos sellos comenzaron a aparecer en las portadas y primeras páginas de los periódicos y revistas institucionales más serias del mundo.

       Es verdad que un sello C.T.O. no es nuevo por estar cancelado ni tampoco es postal mente usado por no haber estado adherido a una carta o pieza postal en funciones de franqueo. Pero es que también muchos sellos Filatelia C.T.O. por Ignacio A. Ortiz Bellose han cancelado para pagar deudas al sistema postal para el envío de impresos, de periódicos y revistas sin que a esos sellos se les condene, ni a los que se han obtenido de sobres franqueados para un Primer Día de Emisión, que son cancelados oficialmente sin que se les dé curso regular en la correspondencia.

       Es una lástima y nos duele cuando vemos en una colección sellos que fueron emitidos por comerciantes inescrupulosos, mal impresos, con nombres de islitas y países que no existen ni en la imaginación, utilizando los mismos diseños o planchas para hacer sellos de uno y otros países; pero hay que tener cuidado, mucho más cuidado, con los que pretenden ponernos pautas y reglas a nuestro pasatiempo. La Filatelia es para entretenernos, para aprender, para relacionarnos y en ningún modo nadie debe censurar que adornemos nuestra colección con sellos, etiquetas y fantasías ligadas al mundo de la Filatelia, unas emitidas con la anuencia de autoridades postales, y otras como resultado de mentes que siempre están inventando algo, y que en algunas ocasiones nos han legado piezas filatélicas que en su tiempo fueron censuradas y hoy día valen miles de dólares.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 47 - Abril 1994 - Número 4
Leida : 5639 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus