RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Mayo de 1994
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - República Dominicana - Por Ignacio A. Ortiz Bello - 40 años de periodismo filatélico
Desde mis inicios en la filatelia estoy ligado a la República Dominicana, y allí tuve a uno de mis primeros corresponsales: Rafael Mella Lample. Luego entablé amistad con el periodista Pepe Rueda Méndez y los diplomáticos Aquilino Hicardo "Don Quilo" y José González, hasta que comencé a viajar asiduamente a Santo Domingo y tuviera el privilegio de la amistad con el padre de la filatelia dominicana, Ingeniero Enrique Alfau, el no menos ilustre autor del "Catálogo Amiama", Luis Amiama Veloz "Chilito", y el comerciante Peter Weiss, todos ellos fallecidos.

       Para no pecar de malagradecido y hacer honor aun filatelista que resultó ser paisano mío, que me llevó a su casa haciendo bueno aquello de la amistad entre la familia filatélica, menciono aquí al Ingeniero Gustavo A. Moré González, que junto al Ingeniero Danilo Mueses y al Licenciado Carlos Marcos Machado forman el trío de pilares sobre el cual recae toda la actividad de la Sociedad Filatélica Dominicana y su revista El Filotélico en los últimos 20 años.

       Como en todos los países y en todas las sociedades siempre es un grupo pequeño el que mueve las empresas y las instituciones, en República Dominicana pasa lo mismo. Pero también hay otros coleccionistas y comerciantes que colaboran y no son ajenos a la actividad que allí se desarrolla, pues recuerdo haber visto a Werner Hennig ya su fallecido padre en las reuniones de la SFD, al superactivo funcionario del Banco Central Manuel A. Bello Cabral, resolviendo problemas; a los doctores Antonio G. Coiscou y Ernesto Gómez Sánchez presidiendo las reuniones; a Luis E. Vidal, Juan R. Santoni y Angelo Portella León exponiendo ideas en las reuniones a las que asistí. La Sociedad Filatélica Dominicana tiene antecedentes en otra que se fundara en 1888, pero la actual se constituyó en 1955 bajo la presidencia del Ingeniero Enrique Alfau, un apasionado filatelista que estudió a fondo y coleccionó los sellos dominicanos, y vendió su colección antes de morir al Banco Central para que fuera colocada en el Museo Postal, que se viene construyendo hace algunos años. La Sociedad Filatélica Dominicana está presidida en la actualidad por el ingeniero Julio de la Rocha, cuenta con un hermoso edificio colonial que fuera Casa de la Moneda, en la calle Arzobispo Meriño No. 358, Santo Domingo, para sus reuniones formales y las abiertas a visitantes los domingos. Ellos también editan desde hace casi 20 años (obra de Mueses, Moré, Amiama, Vidal y Machado) la magnífica revista El Filotélico, Apartado 1930, Santo Domingo, República Dominicana.

       Aunque el más grande de los filatelistas americanos, Franklin Delano Roosevelt, se me adelantó hace muchos años en recomendar el coleccionismo de los sellos dominicanos, yo quiero ahora aportar mi respaldo a su recomendación, por ser los sellos de ese país interesantes, bellos, baratos, serios y con futuro.

       No muy bien organizada y con sus altas y bajas que comprendemos, en el interior del país hay bastante actividad filatélica, y de ello nos reporta esporádicamente Alfred Liriano Rodríguez, Calle 11 sin., Reparto Oquet, Santiago, República Dominicana.

       Termino mencionando el Servicio Filatélico del Instituto Postal Dominicano, Santo Domingo, República Dominicana, que edita unos bellos y muy documentados folletos a colores que varios amigos me hacen llegar, ya que desde que trabajara allí el entusiasta Pepe Rueda Méndez no recibo nada de ellos.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 47 - Mayo 1994 - Número 5
Leida : 10746 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus