RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (6)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Agosto de 1982
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - Los sellos más raros - por Ignacio A. Ortiz Bello
 
Constantemente estamos recibiendo cartas de nuestros amables lectores; cartas que nos sirven para mantenernos en conocimiento de sus inquietudes. actividad e interrogantes; cartas que nos ayudan en la confección de esta sección filatélica. ya que de una forma u otra tratamos de favorecer a los más. escribiendo sobre los temas que más nos solicitan. aunque algunas veces nuevos lectores preguntan por algo que hemos tratado en crónicas de meses anteriores.

       Los sellos raros. los más difíciles. los que más valen. son sin lugar a dudas los que más atractivo tienen para los filatelistas, ya sean principiantes, medianos o avanzados, y rara es la semana que no me llegan varias cartas indagando por cuáles son estos sellos. Tradicionalmente y sin lugar a dudas, el sello de la Guayana Británica, color magenta, con valor facial de Un Centavo, sello que fuera descubierto por un joven en 1873 mientras trasteaba en un ático, es el sello más raro, valioso, difícil y codiciado por todos los coleccionistas del mundo. Casi un millón de dólares alcanzó esta estampilla en la última subasta en que se vendió.

       Con un atractivo excepcional debido a ser un sello codiciado por millones de coleccionistas en los Estados Unidos, coleccionistas que ven con ansias la falta del mismo en sus colecciones, es el sello de valor facial de Veinticuatro Centavos, color rojo..y azul, en el cual aparece el avión invertido. Originalmente este sello existía en hoja de 100 sellos, pero el Coronel Green la fraccionó, dando oportunidad a que otros filatelistas poseyeran tan codiciada joya filatélica, sello que en la actualidad se vende por más de 50 mil dólares.

       Por un error del impresor Anatole Hulot, existen hoy varias parejas "Tete Beche", o invertidas con relación de un sello a otro, sellos franceses de un valor facial de Un Franco, en color marrón, que constituye lo más preciado de la filatelia francesa.

       Los Mauricios, conocidos por "Post Office" y siendo esto el error, ya que debían tener la inscripción "Post Paid", cuando se encuentran sueltos o despegados de la carta que franquearan con ellos, son sellos muy valiosos, pero para quien guardó la carta con el sello pegado a la misma, se encontraría con la sorpresa de ser esta carta la más valiosa de todas cuantas existen, ya que está valorada en más de 200 mil dólares.

       Honduras tiene el privilegio de contar con el sello más caro, el más raro y difícil, en la América Hispana: a este sello se le conoce como el más raro y valioso de todos los sellos aéreos del mundo. Se cree que hay tres copias del mismo extraviadas en lugares ignorados.

       También famosos y muy valiosos son los sellos de 4 Pence de la isla Cabo de la Buena Esperanza, triangulares y color rojo marrón. Los Cruz de Suiza ribeteados en azul, ya que los regulares están ribeteados en negro, son sellos muy buscados. España, entre otros muchos buenos sellos, tiene como joya principal el 2 Reales en azul. Italia tiene los sellos de las Dos Sicilias. De Canadá se valora el 12 Pence de color negro, del que sólo se vendieron 1,510 sellos, siendo destruidos los demás al no poder ser vendidos. Islas Faroe tiene como tesoro este sello único, del que no se conoce otra copia y en el que la sobrecarga está invertida. Hawaii, aunque último en esta relación o crónica, posee estos sellos denominados filatélicamente como "Misioneros de Hawaii", muy valiosos y buscados por los filatelistas, teniendo origen este sobrenombre en que fueron usados en su mayoría por misioneros en su correspondencia.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 35 - Agosto 1982 - Número 8
Leida : 31871 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus