RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (2)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas

Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Agosto de 1991
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Filatelia - ¿Coleccionismo o inversión? - Por Ignacio A. Ortiz Bello - Agosto 1991
Van quedando pocos filatelistas netamente puros: son los menos los que coleccionan sellos por el puro placer de coleccionar sellos; casi nadie habla de los grandes beneficios didácticos de la filatelia; y raro es ver a un padre introducir a sus hijos al mundo del sello para que le ayude en su aprendizaje de historia, geografía, costumbres de los países, pintura, escultura y todo ese gran conocimiento básico que posee el que colecciona sellos.

       Asiduamente me visita un eminente radiólogo filatelista que posee una inmensa colección de sellos de todo el mundo. El dice que "hay que estar en la mundial" y se ha gastado una buena cantidad de dinero en sus más de 30 volúmenes o álbumes que cubren todos los sellos emitidos desde 1840 hasta la fecha; pero, eso sí, no está interesado en comprar series ni sellos caros, lo suyo es tener muchos sellos, de todas partes del mundo, ir completando poco a poco las series y países mientras disfruta el "hobby de su vida".

       Pero van quedando pocos así.

       Con la aparición de los nuevos catálogos y la subida constante de los sellos en Europa, son muchos los ojitos que veo brillar reflejando el símbolo del interés y la especulación.

       Caso completamente diferente al del médico me sucede con un joven que viene por acá, nunca con un álbum, al cual no le interesan los sellos usados, que sólo colecciona Estados Unidos en perfecto estado "Mint Never Hinged": nuevos, sin señal de Charnela, pulcramente puestos en un "Stock Book" clasificador alemán de fondo negro. Este jovencito me tumba de vez en cuando (se aprovecha de mi), y en más de una ocasión le he consultado sobre la autenticidad, variedad u origen de un sello americano, ya que los conoce mejor que el que los imprimió. Mi consuelo, el de los tontos, es que él me ha enseñado piezas que ha comprado aun conocido "experto" y más tarde las ha vendido a otro "experto" con una ganancia substancial. Yo no dudo de su amor por los sellos, pero tampoco dudo de su interés en utilizar la filatelia para especular o negociar en su propio beneficio.

       Conozco por experiencia propia todos los campos o facetas que se puedan imaginar dentro de la filatelia. ¡Son más de 40 años desde que empezara a coleccionar sellos!, y hoy día me dedico más al comercio, a la promoción y a escribir sobre filatelia que a coleccionar. Hasta llegué a ir vendiendo mi colección-acumulación de variedades, errores y curiosidades que ya casi no tengo nada y por momentos me asalta la pena de haberme ido quedando como un árbol sin hojas, un filatelista sin sellos, y desearía gritar a todos que volvamos a los tiempos en que se coleccionaba de una manera más simple, sin tanto comercialismo, con más intercambio de sello por sello, sin preocuparnos tanto por el valor que le asignan en los catálogos.

       Aunque considero y puedo aportar muchas pruebas de que la filatelia es un medio excelente de inversión, de que especulando se puede ganar una sustancial suma de dinero, los que visitan mi oficina filatélica pueden ver un letrero a mi espalda que dice: LA FILATELIA ES un entretenimiento sano, educativo. NO ES una cuenta de ahorros.
Filatelia - ¿Coleccionismo o inversión? - Por Ignacio A. Ortiz Bello - Agosto 1991

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 44 - Agosto 1991- Número 8
Leida : 5242 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus