RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Mayo de 1956
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
CHIMENEAS FRANCESAS
PARA TODOS LOS GUSTOS
Por Tom Riley

EN REALIDAD muy pocos dueños de casas construyen sus propias chimeneas francesas, ya que ello supone un trabajo para el albañil experimentado. Pero el saber cómo hacerla y cuáles son los tipos más populares le será de gran ayuda cuando usted se decida a tener un hogar .
Al planear la edificación o reconstrucción de una casa es sumamente importante escoger una chimenea francesa que armonice con el estilo de la vivienda. Hace pocos años, dicha selección era muy exigua. Los hogares en todas las casas a lo largo de una misma cuadra generalmente eran bastante similares, diferenciándose tal vez en su frente de ladrillo o loseta, y en una adición de anaquel o estante para libros a cada lado. Hoy existe una maravillosa variedad de tipos y diseños a escoger que nos permiten disponer de una chimenea francesa que definitivamente pertenece aun aposento en particular.

Bella combinación de estilos moderno y de época. El fogón levantado es muy popular en los hogares de hoy
La mayoría de los hogares o chimeneas francesas que se construyen actualmente, ya sean de piedra, bloque o ladrillo, emplean una. recámara convencional, de duración comprobada. Por lo tanto, es posible utilizar reguladores de tiro prefabricados, el forro del ladrillo refractario es fácil de instalar, y existe una repisa para el humo en la parte superior que desvía los tiros descendentes de la chimenea. La normalización del diseño de la recámara guarda muy poca relación con el exterior de la chimenea; este último puede tener hasta cien variaciones. En general, el acabado tradicional fue concebido para ocultar la mampostería detrás de paredes de madera o enyesadas, dejando sólo una pequeña porción de la obra de fábrica al descubierto alrededor del borde de la chimenea y 1al vez hacia arriba hasta un manto. La tendencia actual es dejar expuesta 1a mayor cantidad posible de enladrillado; la mampostería es muy atractiva, por lo que no hay razón para ocultarla. Así, en lugar de inclinar el enladrillado hacia atrás, a fin de reducirlo al tamaño de la chimenea, el enladrillado en el frente y lados del hogar a menudo continúa ahora recto hasta el cielo raso, o es posible que atraviese el techo para tener una chimenea de tamaño grande en el exterior.
Arr. La capota de cobre ahorra mucho enladrillado en esta chimenea de esquina. Ab. Este hogar forma parte de la pared de una sala curva. La plataforma circular situada al frente está hecha de mármol negro
Con ello, aparecerán algunos espacios grandes entre el ladrillo del casco superior del hogar y la propia chimenea, todo lo cual parece muy confuso cuando se observa el trabajo a medio terminar. Estos espacios frecuentemente se usan para humeros adicionales del fogón o también pueden cubrirse rellenándolos con cascote y cemento. De no quedar expuestos a través del techo, con frecuencia estos espacios simplemente se dejan descubiertos en el ático.

Arr. Dos maneras de construir los hogares de tipo sueco. Ab: La pared triangular sirve de repisa para el humo en esta chimenea El hierro negro y los bloques de hormigón acentúan extraordinariamente la belleza de esta moderna chimenea de tipo sueco
El dejar al descubierto la mampostería de una chimenea francesa constituye un ahorro, ya que la superficie de pared de madera o enyesada se reduce considerablemente. Cuando la chimenea francesa está situada a lo largo de una pared interior, es señal de que también puede usarse (sin que la armonía del estilo sufra lo más mínimo) enladrillado en la cocina o comedor, así como en la sala. Luego, será posible añadir otro hogar o chimenea de barbacoa en el lado posterior, a un costo considerablemente menor que el de construir dos chimeneas por separado. La Fig. 2 y la foto, muestran el tipo de chimenea de barbacoa diseñado para una parrilla manufacturada. Arr: Al servir como divisora de aposento, esta variación de la chimenea sueca proporciona calefacción tanto a la sala como al comedor. Su humedero debe ser extragrande para que no se produscan tiros transversales. Ab: El tipo de esquina ocupa poco piso
Como las parrillas varían de tamaño, siempre es buena idea conocer primero las dimensiones de la que se ha de usar y construir el fogón en conformidad. Debido a que la chimenea de barbacoa queda a la altura de un mostrador, generalmente existe un espacio debajo de ella que se convierte en un útil deposito para leña.

Chimenea de islote usada para separar la sala y el comedor. El lado que corresponde al comedor tiene parrilla de carbón y caja para leña

El hogar sueco o de esquina saliente es un tipo algo diferente que goza de gran popularidad hoy en día. Este estilo de chimenea permite ver el fuego desde dos direcciones. Puede anidarse en el rincón de un aposento o acentuar el extremo de una pared divisoria. Como se muestra en la Fig. 3, es posible construir la chimenea sueca con el diseño de recámara convencional, teniendo un lado que se deja abierto detrás de la pared posterior inclinada. O el lado puede quedar completamente abierto y la pared trasera ser vertical. Entonces el humero superior debe ser excéntrico, como se ilustra, hacia atrás o hacia el lado, con el fin de contar con una repisa que desvíe los tiros descendentes. En todos los diseños suecos, el dintel de hierro angular debe extenderse alrededor de la esquina, a fin de sostener la abertura lateral, y la esquina requiere un tubo de hierro de 1" a 2" que sirva de soporte. Un atractivo acabado se obtiene forrando el tubo de hierro, antes de montarlo, con un tramo del mismo largo de tubo de cobre o latón. Los dos dibujos inferiores muestrn las diferentes maneras de hacer una capota. En el detalle A, la capota reemplaza sólo parte del enladrillado frontal y lateral; en la B, la capota y la chimenea de tubo substituyen a todo el enladrillado sobre la recámara

Arr: Esta ubicación de esquina permite disfrutar a la vez de la vista del fuego del hogar y del exterior a través de la ventana. Sup. der: La forma metálica concebida para chimenea circulante simplifica extraordinariamente la hechura de un hogar La merecida popularidad, cada día mayor, de que gozan las chimeneas de esquina se debe a que éstas pueden verse desde cualquier parte de un aposento, ya que requieren muy poco espacio de piso para sus fogones. Su inclinación a lo ancho de un rincón, rompe la monotonía de un aposento cuadrado y alegra ese punto obscuro. La Fig. 4 ilustra cómo un triángulo de ladrillo refractario sobresale para proporcionar un repisa para el humo. O la chimenea puede desviarse hacia atrás, como en el caso del tipo sueco, para disponer de dicha repisa. La chimenea sobre un hogar de esquina puede será escuadra con las paredes del aposento, o construirse inclinada a lo ancho de la esquina en cuestión.
Este hogar con fogón levantado fué hecho alrededor de una forma metálica. Note la entrada y salida del aire frío y caliente

Al haberse incorporado a una larga pared de ladrillo romano, esta chimenea parece más pequeña de lo que es
La mayoría de los hogares encapuchados le imparte un toque muy singular al aposento. Este tipo de chimenea también suministra considerablemente más calor, debido a la radiación de la capota de tamaño grande. Un hogar encapuchado puede construirse de dos maneras diferentes: una, como chimenea francesa convencional, con la capota de metal reemplazando simplemente parte del enladrillado y lados directamente sobre el fogón; la otra, utiliza un conjunto de capota y chimenea de tubo metálico que se fabrica en una hojalatería, y el cual substituye a todo el enladrillado sobre la recámara.
Algo que no debe echarse al olvido son los hogares circulantes. Sus cascos prefabricados facilitan considerablemente la construcción de este tipo de chimenea, que es a su vez un calefactor muy eficaz. Algo que muchas personas consideran censurable es el enrejado para aire tibio que queda al descubierto sobre el hogar; pero puede hacerse una capota que lo cubra, a fin de dirigir el calor hacia arriba. O es posible ocultar el enrejado con un manto que tenga la forma de artesa de poco fondo o de macetero.
En casi todo tipo de hogar, un fogón levantado es de gran utilidad. El fogón, que se construye de 12" a 16" sobre el piso, y de unas 18" de ancho, puede emplearse a modo de banco para servir a las visitas y colocar adornos, siendo además el mejor sitio, una foro para sentarse cerca del fuego. Muchas de las chimeneas francesas modernas tienen el piso de la recámara más bajo que el fogón. Con esto, las chispas debajo de un guardafuegos no pueden saltar al exterior y las cenizas son mucho menos visibles.
En lo que a la construcción de una chimenea francesa respecta, lo primero que debe hacerse es seleccionar su cimentación. Sus cimientos de hormigón deben tener por lo menos 12" de espesor, y el fondo, en los países fríos, debe estar por debajo del nivel de congelación para impedir su movimiento en tiempo de heladas. La cimentación puede consistir simplemente en un piso de baldosa de hormigón, cuyo espesor ha sido aumentado, o en una plancha por separado en el sótano o espacio bajo la casa. El subfogón de hormigón, detallado en los dibujos de la página 101, es de tipo voladizo. Observe que está acuñado dentro de la pared de ladrillo trasera y que el muro de retención de ladrillo refractario descansa sobre él. El fogón también puede construirse con una tercera pared de ladrillo que lo soporte en el borde frontal; este tipo de construcción es la mejor para un fogón ancho. De cualquier forma, el subfogón de hormigón debe reforzarse fuertemente mediante el uso de malla de alambre o varillas de hierro.
Para que una chimenea francesa funcione debidamente, es necesario tener en mente varios factores. La altura de la mayoría de las aberturas en los hogares no debe exceder de 33"; el promedio de altura es de 29" a 30". El fondo del conjunto del humero debe colocarse por lo menos 4" sobre la abertura del hogar. La mayoría de los reguladores de tiro hoy en día se suministran en una gruesa caja metálica llamada la garganta. Estos generalmente son los más fáciles de instalar y sus gargantas metálicas son más lisas que el enladrillado, proporcionando un pasaje mejor para el humo a través de este importante punto. El regulador debe extenderse al ancho total de la abertura del hogar, de ser posible, y debe tener un área transversal no menor que la del humero.
La repisa para el humo detrás del regulador de tiro debe ser de 6" a 12" de profundidad y tener una superficie cóncava lisa. Dicha repisa debe extenderse a la longitud total de la garganta o del regulador. La cámara para humo sobre el regulador debe tener lados enyesados perfectamente lisos, con un declive angular de no más de 30 grados de la vertical.
Lo más importante es tener un humero de chimenea del tamaño adecuado. El área transversal de su humero rectangular debe ser por lo menos 1/10 del área de la abertura de la chimenea. Para una chimenea de 40" de ancho y 30" de alto, deberá usarse losa de arcilla de 11 1/4" x 11 1/4" (de diámetro interior) para el humero. Debido a que la losá redonda para humero es más eficaz, puede usarse 1/12 del área para computar el tipo redondo. En un hogar sueco, o de tipo encapuchado, agregue el área de cualquier lado abierto así como la abertura frontal de la chimenea, para computar el tamaño del humero. La chimenea debe extenderse unos buenos 2 pies (60 cms.) sobre el lomo de un techo inclinado, y 3 pies (90 cms.) sobre uno plano.
En localidades expuestas a fuertes vientos o temblores de tierra, las varillas de refuerzo en una chimenea constituyen una buena guarda contra reparaciones costosas. Para protección contra el viento, las varillas pueden comenzar en el fondo del forro del humero de losa, y extenderse hasta unas 6" del remate de la chimenea. Para los temblores de tierra, las mencionadas varillas se atan a otras de refuerzo que se anclan en la cimentación de hormigón y se doblan para extenderlas hacia arriba a través de las paredes del hogar, hacia la chimenea. Además de emplearse las varillas, una chimenea en una pared exterior de una casa puede sostenerse firmemente contra ésta mediante dos flejes de hierro de 1/8" x 1 1/4", atados a dos varillas que atraviesan el enladrillado, para anclarse a las vigas del techo o planchas superiores de la armazón de la casa. Los flejes ceden ligeramente al asentarse la casa. Nunca acuñe dentro del enladrillado ninguno de los miembros de madera rígidos de la armazón de la casa. Esto puede constituir un riesgo de incendio, y la diferencia que necesariamente resulta entre el asentamiento de la chimenea y el de la armazón de la casa, será causa de rajaduras u otros problemas.

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 18 - Mayo 1956 - Número 5


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus