RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (2)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas

Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Diciembre de 1947
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Notas de Taller - Sierra Mecánica - Diciembre 1947
Notas de Taller - Sierra Mecánica - Diciembre 1947Sierra Mecánica
Un pequeño motor eléctrico mueve la sierra de vaivén a razón de 100 golpes por minuto y corta troncos hasta de 60 centímetros de diámetro

Por Edward R. Lucas
EL CORTAR troncos y ramas grandes de tamaño adecuado para la estufa por métodos manuales, es una tarea ingrata y tediosa que no agrada a ningún granjero o leñador moderno. Una sierra mecánica de vaivén como la que describimos, hará, esta labor en menos de la mitad del tiempo, no requiriendo más trabajo que el moverla de un corte al siguiente.

El chasis es muy sencillo, en forma de "A" como muestran las Figs: 1 y 4, y está hecho de. largueros de pino de 2 x 4 pulgadas. Del mismo material son también el soporte para el eje intermedio y el pie que hayal final del extremo estrecho del chasis. Los extremos de los largueros van cortados en ángulo de 15 grados de manera que el pie que los une descanse de plano sobre el suelo. Ambos ejes giran dentro de cojinetes comunes, sujetos en posición mediante abrazaderas. El montaje de las bielas se detalla en las Figs. 3 y 5. complementándose las vistas lateral y superior con las secciones AA, BB, y CC, que muestran la construcción interna en varios puntos. La cruceta movible es de tipo flotante para que la sierra se mueva con libertad hacia arriba y hacia abajo, Las guías de la cruceta son de tubo negro de 1/2 pulgada, usándose este material por ser mas fácil de pulir que la tubería galvanizada. El pulido se hace sujetando el trozo de tubo en un tornillo de banco, con cuidado de no aplastarlo, empezando por desprender la pintura y demás irregularidades de la superficie con tela de esmeril extra-gruesa; para esto se envuelve alrededor del tubo, un trozo de tela de esmerii, y se frota de un lado a otro. Después se pule con una tira, de una pulgada de ancho, de tela de esmeril fina, empleando el mismo procedimiento y ayudando la operación con aceite liviano.
Notas de Taller - Sierra Mecánica - Diciembre 1947
Notas de Taller - Sierra Mecánica - Diciembre 1947El bloque giratorio, Sección C-C se hace de madera dura, como roble, adaptándole un casquillo de bronce situado como indica la Fig. 5. Después sé hacen espaciadores dobles de madera dura, Fig. 5, taladrándolos, así como también el bloque giratorio, hasta que permitan el paso de las guías del tubo. En esta operación hay que tener cuidado de centrar bien los agujeros en los bloques, y exactamente a-la misma distancia entre sí, a lo largo. Los agujeros de la cruceta deberán ser un poco mayores, para que permitan algo de juego a las guías. Las secciones AA, y B-B,. de la Fig. 3,. muestran la manera de montar el brazo de madera de la biela, cuyos dos extremos van equipados con casquillos de bronce. El cigüeñal, de madera dura seleccionada, se instala como indica la Fig.. 3. Va montada sobre una polea en .forma de "V" de 4 pulgadas como indica la sección C-C de la Fig. 4. Nótese que el cubo de la polea va unido a la manivela con un pasador transversal.

una vez montado el chasis, y con .la biela y la cruceta en su sitio, se fija la sierra a la cruceta con pernos, cuidando de que quede bien alineada con las guías de la cruceta para que se muevan en línea recta. Finalmente se fijan, atornillándolos a una distancia conveniente, los espaciadores de la guía de la cruceta como indica la Fig. 5. Se practica un agujero de 3/8 de pulgada cerca del extremo de cada larguero del chasis por los que han

de pasar sendos pernos de 3/8 de pulgada. .cuándo se deja la sierra en condiciones de trabajar, hay que clavar los pernos en el tronco como indica la Fig. 2 para evitar el desplazamiento del conjunto. Al acabar el corte, se arrancan de un tirón. La sierra debe conservarse bien afilada, y sus dientes no deberán ser demasiado anchos. El soporte giratorio de las Figs. 1 y 4 sirve para sostener la sierra cuando no está en uso. Este soporte gira alrededor de un gancho como indica la Fig. 4.
Clic en la imagen para ver más grande y claro
Notas de Taller - Sierra Mecánica - Diciembre 1947

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 2 - Diciembre 1947 - Número 1
Leida : 62658 veces


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus