RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (7)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Marzo de 1957
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
Pupitre Pupitre
Los niños pueden hacer sus tareas escolares en este
Pupitre
Por Harold Jackson
CON UN SOLO MOVIMIENTO, puede convertirse esta silla para niño en un pequeño y cómodo escritorio, muy adecuado para que un escolar haga sus tareas cotidianas, o se dedique a tales pasatiempos como dibujar o colorear. Cuando se usa como silla, el respaldo se inmoviliza firmemente. Sentándose a horcajadas y levantando el respaldo hacia arriba, la silla queda convertida en escritorio. Se asegura debidamente el tablero por medio de un gancho de metal que, al liberarse, permite colocar aquél en su posición original. La pequeña gaveta que se abre hacia un lado es muy apropiada para guardar los diferentes útiles.
Se Usa Cualquier Madera
En los dibujos se muestra la forma de hacer las partes, y la manera de unirlas. Para el ensamble se utilizan espigas, tornillos y cola. El material más adecuado es madera dura; pero cualquier madera limpia y de veta recta es apropiada. Las cabezas de todos los tornillos deben ir bien embutidas, y los huecos cubiertos con tacos en los sitios que estén a la vista.
Un gancho de resorte, que se fija en la parte inferior, mantiene en la debida posición el tablero del escritorio. Es necesario colocarlo de modo que se enganche sobre la varilla que hace de travesaño en la parte superior de las piezas de las patas. El rebajo que hay en este punto tiene por objeto proporcionar el espacio necesario para que el gancho accione con libertad. Cuando se desea convertir el escritorio en silla, se libera el gancho oprimiéndolo hacia arriba.
La Gaveta Bajo el Asiento
Para hacer la gaveta se emplea el método corriente de construcción para estas piezas. Va montada sobre tiras, a modo de guías, que se fijan en la superficie interior de los travesaños del asiento, y se hacen ranuras en los lados de la gaveta. Se emplean clavos y cola, y se fija una perilla pequeña al frente.
Las patas traseras se hacen de madera de 4" x 25", y de acuerdo con el detalle que presenta la vista lateral de la silla. Si es posible, deben cortarse ambas patas en una sola operación, mediante una sierra de banda o caladora, con objeto de que sean idénticas. Mientras las dos piezas se hallan unidas, debe procederse a lijarlas y hacer los huecos para los travesaños de varilla.

Los bloques del eje de giro del extremo inferior del soporte se fijan con tornillos en el travesaño del asiente. El soporte debe moverse con facilidad Para armar la silla se utilizan espigas y tornillos. En el ensamble final se pone cola en todas las juntas. Únicamente se emplean tres travesaños en el asiento, pues un lado debe quedar descubierto para colocar la gaveta. Para meter los tornillos que sujetan el tablero del asiento, se hacen abocardados de fondo plano en los travesaños, como puede verse en la ilustración, se redondean las esquinas del tablero del asiento, como también las del respaldo. El brazo de soporte es de madera contrachapada de 3/4", a fin de que ofrezca resistencia y no se raje en los extremos.
Los bloques del eje de giro del extremo inferior del soporte se fijan con tornillos en el travesaño del asiente. El soporte debe moverse con facilidad
En el detalle de la vista lateral es fácil ver el juego del respaldo de la silla. Los huecos abocardados que quedan al descubierto después de poner los tornillos se tapan con tarugos de 3/8", los cuales se encolan y luego se igualan con lija, Tanto las aberturas como las piezas que se mueven deben limarse o lijarse a fin de conseguir la necesaria suavidad que permita un buen deslizamiento. Para terminar, el conjunto se barniza o pinta del tono deseado.
   
Clic en la imagen para ver más grande y claro - Pupitre
El respaldo-tablero se fija con tornillos a las tablillas ranuradas que van en los travesaños de espiga. Al bajarse el tablero, los extremos amuescados de dichas tablillas encajan en el travesaño inferior

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 20 - Marzo 1957 - Número 3



Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus