RSS twitter.com Facebook Boletín por Correo
Google+

Foro MiMecánicaPopular
Suscríbete al Boletín
Video del día (1)
Búsqueda personalizada

Webs Amigas
Foro Internacional de Filatelia Ignacio A. Ortiz-Bello
El Taller
de Rolando

Todo sobre Hornos Artesanos







Políticas de privacidad



Click para ver más grande Estás leyendo parte de la revista de Enero de 1978
Recomienda este artículo a un amigo Recomienda este artículo a un amigo
El Corvette visto
por sus dueños
Investigación basada en 1,377,550 km recorridos por los dueños
Por Karl Ludvingsen
EN RELACION AL Corvette sólo hay opiniones negativas o positivas. El único auto deportivo producido en serie en los Estados Unidos es el tipo de vehículo en que se basan las fantasías de Hollywood. Hemos verificado que los dueños o lo elogian de manera entusiasta o lo censuran de una forma muy agria. De hecho, hemos llegado a la conclusión de que muchos dueños del Corvette de 1977 abrigan sentimientos mixtos de amor y de odio hacia este automóvil.

       Dice así un médico de Iowa: "El sueño de mi niñez de ser dueño de un nuevo Corvette se cristalizó después de 28 años de duro trabajo (a fin de poder comprarlo) y de estudio. Pero poco sospechaba yo de que pasarían varios meses más después de la entrega del vehículo para que éste pudiera funcionar bien y tener la apariencia correcta". Muchos dueños se sienten enamorados de su Corvette. Y muchos otros juran que nunca más comprarán un vehículo semejante. Entre estos extremos, encontramos al Corvette típico de 1977 y a su dueño.

       Cuatro de cada cinco dueños tenían 39 años de edad o menos, y la concentración mayor era la de 25 a 29 años de edad: el 27,8%. La edad de los dueños del Corvette corresponde casi a la perfección con los datos demográficos de los compradores que se publicaron en un reciente informe de la SAE, escrito por David McLellan, ingeniero jefe de la Corvette. Dijo así McLlellan: "El comprador típico del Corvette tiene 30 años de edad. Es ésta una edad mucho más joven que la edad promedio que los que compran autos nuevos en los Estados Unidos, que es de alrededor de 40 años". También estaban comenzando apenas a formar sus familias. El 60% de los dueños eran solteros o casados, pero sin niños.

       Un número sorprendente de dueños ya tenía experiencia con el Corvette. Para el 53% de los compradores, el modelo de 1977 no era su primer Corvette. Todos los modelos desde 1956 habían sido comprados en una ocasión u otra por uno o más de los que tomaron parte en esta encuesta. Los modelos que más se citaron fueron los de 1973, 1974 y 1975, lo que indica que los dueños de estos modelos decidieron en su mayoría cambiar sus autos, después de 2 a 4 años de uso, por un modelo de 1977. Y algunos dueños habían tenido muchos Corvette. "Mi modelo de 1977 es mi séptimo Corvette", dijo un médico de Wisconsin, "y eso que tengo apenas 22 años de edad. Me encanta este automóvil: su manejo, su rendimiento, su apariencia, su precio de reventa; todo es estupendo".

       Cuando contestaron nuestras preguntas, estos dueños habían realizado un recorrido promedio de 6500 kilómetros en sus Corvette. Las tres cuartas partes de ellos que tenían transmisiones automáticas manifestaron que su kilometraje promedio fue de 12,9 millas por galón (5,47 k/l) en la ciudad y de 16,6 mpg (7,05 k/l) en la carretera. Las cifras de kilometraje de los vehículos con transmisión manual de cuatro velocidades fueron algo mejores: 5,65 km/1 en la ciudad y 7,35 km/1 en la carretera. Aunque algunos dueños dijeron que el kilometraje debiera ser mejor, o sea un 7, 7% de los que tomaron parte en la encuesta, la mayoría opinó que era adecuado en relación con el rendimiento del vehículo.

       El número mayor de estos Corvette, el 42,3% pertenecía a familias que tenían dos automóviles. Era el único auto del dueño en el 31,2% de los casos. El resto pertenecía a familias que tenían muchos autos, incluyendo una que poseía seis vehículos. y entre los otros autos que poseían, la mayoría era de marca Chevrolet (54,1%). No hay duda de que el Corvette se vende tanto como los otros modelos de la Chevrolet. Las otras marcas de vehículos que tenían los dueños, aunque en número mucho menor, eran: Oldsmobile, Ford, Pontiac y Buick.

       Aunque entre los otros autos que tenían los dueños había algunos modelos importados, como VW y Honda, los dueños del Corvette mostraron una tendencia a comprar sólo productos norteamericanos. No había otra alternativa para ellos, ya que querían un auto deportivo, pero no querían comprar un vehículo extranjero.

       Los que habían tenido modelos Corvette antes no tuvieron dificultades para manifestarnos por qué compraron un modelo de 1977. "Una vez que compra uno un Corvette, se le mete esta marca en la sangre", dice un agente de compras de Michigan. Indudablemente era un adicto a esta marca: su auto de 1977 era su Corvette número 18. "He estado manejando estos autos desde 1969", dijo un dueño de Indiana que trabaja por cuenta propia, "y cada vez que manejo el auto es como si fuera la primera vez que lo condujera. Es como tener un juguete nuevo, cada vez que uno lo maneja".

       Una joven pareja de Nueva York había tenido dos modelos Corvette antes de comprar su modelo de 1977. Escribió lo siguiente la esposa, que trabaja como secretaria: "Mi esposo vende modelos Datsun, Fiat y otros autos importados. Podríamos comprar cualquiera de ellos a un precio mínimo. Mientras más pienso en esto, la única forma en que puedo explicar por qué compramos modelos Corvette constantemente, es que ambos estamos enamorados de este automóvil. Ambos queríamos un Corvette desde que éramos muy jóvenes y estoy segura de que todavía no existe ningún otro auto para nosotros. Aun con todas las desventajas que supone tener un Corvette, no existe otro vehículo como él".

       Los que compraron el Corvette por primera vez, tienen razones diferentes por haber escogido este modelo. "Creo que todo lo que se puede decir sobre él, es que es un automóvil fantástico", escribe un. joven dueño de Arkansas, de 18 años de edad. "El hecho de que el auto es un Corvette y de que yo soy su dueño, me hace sentir muy orgulloso cuando lo manejo por las calles de la ciudad", declara un propietario de Illinois. "Me encanta cuando la gente admira mi automóvil". Y dice así un mecánico de Iowa: "El auto ya se ha convertido en una verdadera leyenda y no hay otro modelo norteamericano que se pueda comparar con él en cuanto a estilo y facilidad de manejo. Y todavía atrae a las muchachas bonitas".

       "Siempre quería uno"

       Hubo variaciones en cuanto a las razones que indujeron a los dueños a comprar el Corvette. Eran variaciones del mismo tema, sin embargo, y ese tema es: "Siempre quería uno". Dijeron esto exactamente docenas de personas que participaron en esta encuesta. Algunos mencionaron tener el anhelo de obtener un Corvette desde que tenían 10 ó 12 años de edad y que sólo pudieron comprarlo 10 años después. Y como el Corvette no ha cambiado mucho en apariencia, todavía había en el mercado un auto muy semejante al de sus sueños cuando alcanzaron ellos la edad y los medios para comprarlo.

       Dave McLellan se refiere a esto en su informe SAE sobre el cliente del Corvette. "Si la demanda del Corvette comienza en la adolescencia y no se satisface por 10 años", escribió él, "significa esto que el ciclo de vida del producto es muy largo. Esto corresponde con el ciclo de vida real del Corvette. Un ciclo de vida largo no ha surtido ningún efecto negativo sobre la demanda".

       Los resultados de nuestra encuesta corresponden con los publicados por McLellan en cuanto a las razones más específicas que indujeron a los dueños a comprar el Corvette. La razón principal de todas fue el estlio, el cual fue mencionado en el 55,8% de las respuestas. A estas personas les encanta la apariencia llamativa y la individualidad del Corvette. "Mi Corvette es tan singular como una zapatilla de cristal de la Cenicienta", dijo un poético electricista de Alabama.

       Buen precio de reventa

       La segunda razón que indujo a los dueños a obtener el Corvette, mencionada por el 25%, fue el precio de reventa. Esto también corresponde con las investigaciones llevadas a cabo por la Chevrolet, las cuales demostraron que los compradores del Corvette eran más sensibles al precio de reventa que al precio original de compra. "Es una inversión de la cual puedo disfrutar mientras la tengo en mis manos", explicó un administrador de proyectos de Michigan. Dijo así un dueño de Texas de 29 años de edad: "Es el único automóvil nuevo con un precio de 10,000 dólares que no pierde valor excesivamente de un año a otro. ¿Qué otro auto puedo yo comprar por 10.000 dólares, manejarlo durante un año y venderlo después por lo que pagué por él?".

       En nuestra encuesta. el rendimiento correspondió aun porcentaje mucho menor como razón de compra que en el informe de la Chevrolet. el cual se refiere a los modelos de 1975. Los compradores se estaban dando cuenta de que el Corvette no sigue siendo el auto de gran velocidad que era antes. "Debieran instalarle los grandes motores de antes", pensaron varios dueños. "Nos gustó el rendimiento de nuestros modelos de 1972 y 1973", dijo un empleado de una fábrica de automóviles GM en California, "pero los nuevos vehículos carecen de potencia, no tienen transmisiones de cuatro velocidades en California". Algunos compradores de California se fueron a Nevada para pedir modelos Corvette con las transmisiones y los motores que deseaban.

El Corvette visto por sus dueños       ¿Es cómodo el auto?

       No obstante las limitaciones evidentes del Corvette, la mayoría de los dueños cree que es un vehículo cómodo. "Encuentro que los asientos son cómodos mientras manejo por largas distancias", informó una estenógrafa de Michigan, "y todo parece estar al alcance de las manos". Un quiropráctico de California opina de manera diferente en relación a los asientos: "Los asientos son terribles. Es necesario que un quiropráctico altere su diseño para que sean cómodos". Muchos dueños solicitaron una característica que no ofrece el modelo de 1977: alguna forma de ajustar el ángulo del respaldo de los asientos. Creen los dueños que esto debe ser una característica de norma en un auto deportivo de este precio. Sin embargo, el 70% de los dueños del Corvette dijo que, en cuanto a comodidad, el vehículo era muy bueno o excelente. Sólo un 1,4% dijo que era deficiente en cuanto a comodidad.

       Cuando se les preguntó cuáles eran las cosas que no les gustaban en sus automóviles, contestaron que las cosas que menos les gustaban era la pintura y el acabado; el 31,6% de los que tomaron parte en esta encuesta así lo manifestó. Se refirieron a burbujas, ampollas y mella duras en la pintura y utilizaron un lenguaje bastante despectivo en sus observaciones al respecto. "El acabado de pintura en el Corvette es el peor del mundo", declaró un abogado de Virginia. "El auto parece haber sido armado sin prestar ninguna atención a la calidad". Se quejó así un locutor de radio de Michigan: "Por el precio que hay que pagar por ese vehículo, creo que el consumidor merece una calidad mejor, especialmente en cuanto a la pintura exterior. Tendré que gastar dinero de mi bolsillo para que vuelvan a pintar mi Corvette, cosa que me resulta muy molesta".

       Uno de cada cinco dueños se quejo de la calidad de la mano de obra del Corvette de 1977. Cuando se les pidió su opinión sobre la mano de obra: sólo un 12,1% dijo que era excelente, mientras que un 22,9% manifestó que era deficiente. Dijo así el empleado de una oficina de Indiana: "Parece ser que hacen pasar el Corvette por la línea de montaje con la mayor rapidez posible; que sólo arman las piezas entre si para que tengan la apariencia de un automóvil cuando terminan el ensamblaje".

       Fibra de vidrio vs. acero

       Algunos dueños, contentos con la calidad de sus modelos de 1977, opinaron que éstos mostraban una mejor mano de obra que los modelos de 1974 y 1975. Pero otros se quejaron de un ajuste deficiente de los componentes de la carrocería, de alfombras y paneles interiores desalineados y de la tendencia a desprenderse de las manivelas de las puertas con reguladores manuales para las ventanillas.

       En cuanto a calidad, la carrocería de fibra de vidrio fue objeto de algunas críticas. El 8% de los dueños dijo que la pintura mostraba una tendencia a agrietarse y el 8,8% declaró que podía ver las juntas en la carrocería a través de la pintura. La resistencia al óxido fue la ventaja más notable que ofrecía la carrocería, según el 25,5% de los dueños. Esta característica parece ser especialmente importante para los dueños de vehículos que viven en regiones nórdicas del país.

       Al preguntarles sobre los problemas mecánicos que habían experimentado, el 61,6% de los dueños dijeron, que tuvieron algunos problemas semejantes poco después de haber obtenido sus modelos de 1977. De los que dieron a conocer problemas, el 19,2% dijo que había experimentado dificultades con el acondicionamiento de aire. A menudo no funcionaba o había fallas en el sistema de la correa de mando que también afectaban al alternador.

       El segundo problema mecánico que mencionaron se relacionaba con el sistema eléctrico. El 16,2% mencionó problemas que incluían fallas en el sistema de alarmas contra ladrones instalado en la fábrica y en la reproductora de cintas estereofónicas, la cual funcionaba a veces con dificultad. También mencionaron fallas del cable del velocímetro (13,1%). En algunos casos, se solucionó el problema instalando cables de tamaño más largo. También mencionaron problemas con el carburador y con la transmisión.

       Un problema no mecánico mencionado por varios dueños. fue el alto costo que supone asegurar un Corvette. Uno de los dueños mencionó que la misma compañía de seguros de la GM no ofrece seguros para amparar el Corvette, cosa que sorprende mucho. Y un supervisor de una oficina de seguros de Nueva York, escribió lo siguiente: "No puedo pagar 1800 dólares al año para asegurar este automóvil, y es posible que tenga que venderlo muy pronto". Tenía un modelo con una transmisión manual de cuatro velocidades, para el cual el seguro resultaba más costoso que para un modelo con transmisión automática.

       ¿Comprarían otro?

       El 75,7% de los dueños que tomaron parte en esta encuesta dijo, que compraría otro Corvette, lo que constituye un porcentaje extraordinariamente alto. También mencionaron los dueños ciertos cambios que apreciarían. En cuanto a los materiales de la carrocería, expresaron opiniones conflictivas. Muchos dijeron que .sólo comprarían otro Corvette si su carrocería siguiera siendo de fibra de vidrio, mientras que un 14,4% manifestó que le gustaría que la cambiaran por una de metal.

       Algunos dueños hicieron solicitudes específicas para el futuro. El gerente de una oficina de Illinois pidió "un tanque de gasolina más grande y una consola con un diseño mejor, que tal vez contenga una guantera". Encontrará algo semejante en el modelo de 1978. Los numerosos propietarios que dijeron que les gustaría que la firma ofreciera un cupé de estilo de escotilla trasera, no quedarán enteramente satisfechos con el diseño de extremo trasero inclinado del modelo de 1978, el cual no ofrece ningún acceso externo al equipaje, pero sí les gustará su espacio de almacenamiento, el cual resulta más práctico.

       Tal como lo mencionamos, la Chevrolet ha estado revisando sus propias encuestas relacionadas con el Corvette y, lo que es más, está tomando medidas para complacer a sus clientes. Si se les da a los ensambladores y a los pintores en la fábrica de St. Louis, la oportunidad de cumplir bien con sus obligaciones. esto sólo podrá dar lugar a que en el futuro la firma produzca los mejores Corvette que hayan aparecido en el mercado.
El Corvette visto por sus dueños
Clic en la imagen para ver más grande y claro

Fuente: Revista Mecánica Popular - Volumen 31 - Enero 1978 - Número 1


Mecánica Popular-Copyright (c) 2010 Hearst Communications, Inc. All Rights Reserved.
Idea original de Mi Mecánica Popular por: Ricardo Cabrera Oettinghaus